La Asamblea abre el debate para elegir el Día de Ceuta


La Asamblea abre el debate para elegir el Día de Ceuta

- El presidente Vivas promete a Caballas, a cambio de no votar su propuesta de designar el 13 de febrero como Día de Ceuta, un debate tranquilo y sosesagado para encontrar una fecha que una a todos en la celebración

- El 2 de septiembre conmemoración de la Conquista Portuguesa, no acaba de convencer a todos

- Caballas propone el 13 de febrero para celebrar el día que los ceutíes optaron por pertenecer a España

¿En qué fecha le gustaría celebrar el Día de Ceuta? Algo así es lo que se va a preguntar y va a analizar con sosiego y de puertas para dentro la Asamblea del Pleno de Ceuta, después de que este miércoles Juan Vivas terciara para evitar que su grupo parlamentario, el del Partido Popular, votara en contra de la propuesta de Caballas de mudar la celebración del 2 de septiembre –el próximo año volverá a ser festivo- al 13 de febrero.

Si anda flojo de tradición o de ceutismo el debate de este miércoles le habría venido mejor que bien. Unos y otros han repasado la historia y las razones que conducen a que el día 2 de septiembre sea festivo como el Día de Ceuta.

Ese día se conmemora la conquista portuguesa allá por el año 1415, concretamente, fue un 2 de septiembre cuando Juan I de Portugal (rey del país vecino en aquel entonces honrado con el nombre de la calle que conecta la plaza de Maestranza con el antiguo cuartel de las Heras, nombró a Pedro de Meneses gobernador de Ceuta.

“Una matanza”, según Caballas, MDyC y el PSOE y el “inicio de la historia de Ceuta”, según la portavoz del grupo popular en el asunto, Susana Román.

Sea como fuere hasta el propio Vivas no le ha quedado más remedio que reconocer que la conmemoración de la efeméride genera división, tal y como había expuesto el portavoz de Caballas en el asunto, Juan Luis Aróstegui, quien tiró de la consulta que se le hizo a los expertos allá por mediados de los 90 cuando se instauró el día al inaugurar el Estatuto de Autonomía: El propio Instituto de Estudios Ceutíes señaló ya entonces que la fecha generaría división y que no era conveniente “para fomentar una convivencia respetuoso en la ciudad porque podría ofender a una parte de la población”.

En contra de que la fecha represente el Día de Ceuta, toda la oposición. El día no tiene arraigo en la población. “Es un día vacío de contenido. No lo digo yo”, ha defendido Aróstegui, “ustedes mismos retiraron el carácter festivo del día porque no le importaba a nadie”. Y es que el Gobierno de Vivas retiró el carácter festivo del día desde el año 2010, cuando el 17 de noviembre se celebró el primer día festivo religioso, pero no católico dese 1492.

La propuesta de Caballas logró la adhesión del PSOE e incluso del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía. Ciudadanos optó una vez más por el término medio y propuso lo que al final se va a hacer, dialogar en busca del consenso ante la evidencia de que el día 2 de septiembre no convence a casi nadie como Día de Ceuta.

La propuesta alternativa de Caballas es que se elija el 13 de febrero. ¿Y qué pasó ese día? Fue un 13 de febrero de unos cuántos años después del 2 de septiembre de 1415 cuando se refrendó el Tratado de Lisboa que avaló lo que los ceutíes habían decidido en lo más parecido que debía existir entonces a lo que hoy entenderíamos por un referéndum. Y eligieron quedarse con España y no con Portugal. Desde ese día hasta hoy Ceuta es española. Y la españolidad de Ceuta, defiende Caballas, es sin duda un pegamento sin igual en la diversa y multicultural sociedad ceutí. Algo que no negó Vivas: “No hay tampoco ninguna duda. España es la razón de ser, supervivencia y fortaleza de Ceuta. La esencia de Ceuta es la españolidad”, se adornó Vivas.

¿Entonces por qué no votar a favor de la propuesta de Caballas si el día 13 de febrero no divide como sí hace el de septiembre y sirve para reafirmar la españolidad de la ciudad? Lo más parecido a un obstáculo que esgrimió Vivas fue el vínculo de la celebración al Estatuto de Autonomía, que como bien saben los diputados localistas de Caballas no es fácil de cambiar.

Y es que por más que Vivas quiso defender el 2 de septiembre y negar el sentimiento de rechazo que le pueda aportar a una parte de la población usando argumentos como que “el escudo y la bandera son también herencia portuguesa y abrigan el corazón de generaciones de ceutíes sin distinción de credo” sin que vean en ellos una matanza, el asunto pareció decantado en lo argumentativo por la postura de Caballas y respaldada por la oposición, al menos en que el día 2 de septiembre no es el más idóneo.

Así, las cosas Vivas ha pedido dejar el asunto sobre la mesa para promover un debate tranquilo sobre el asunto, estudiar pros y contras y buscar un Día de Ceuta que convenza a todos y una más que divida. Propuesta a la que accedió Caballas a regañadientes y para no “parecer conflictivos, aunque preferiríamos que se votara”, explicó Aróstegui.

Así que visto lo visto, el melón está abierto. ¿Qué fecha le gustaría como día de Ceuta?¿Prefiere el 13 de febrero o el 2 de septiembre? Opine que es gratis.

Lea también:

- El PP vota en contra de sumar como festivo el final del Ramadán a la Pascua del Sacrificio