Búscome quiere que la Ordenanza de Convivencia sea una herramienta social "para la igualdad"


Búscome quiere que la Ordenanza de Convivencia sea una herramienta social "para la igualdad"

- La asociación cree que la norma que el Pleno va a desarrollar no debe plantearse "con el objetivo exclusivo de preservar los espacios públicos"

- Recuerda que "las personas prostituidas son víctimas del patriarcado y del capitalismo desde el punto de vista sexual"

Búscome opina que la Ordenanza de Convivencia que el Pleno se ha comprometido este lunes a redactar a instancias de Caballas puede suponer "un peligro" si no se hace "desde el punto de vista de la igualdad y sí exclusivamente desde la seguridad". La asociación ha hecho esta advertencia "porque si Román va a coger de ejemplo el modelo que está desarrollando la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y considera el texto con el objetivo exclusivo de preservar los espacios públicos podemos caer en el error de ver cuestiones que afectan a la dignidad de las personas como un problema solamente de índole público y alteración del orden".

"Como ejemplo podemos poner la migración porque sabemos que existen personas en situación irregular que acaban viviendo en espacios abandonados como es el caso del solar que hay detrás de Cruz Blanca", ha ejemplificado la asociación de Sandra López Cantero, que ha indicado que "esta queja no afecta únicamente a los vecinos de la zona sino que la denuncia también va dirigida a reflejar que esa forma de acampar tampoco es idónea y afecta a los derechos humanos de los propios migrantes que tienen que tener otras condiciones de vida".

Con respecto a la prostitución ha argumentado que "las personas prostituidas son víctimas del patriarcado y del capitalismo desde el punto de vista sexual y somos conscientes que en algunos territorios como Barcelona se han desligado de la igualdad, multando a las mujeres, algo a lo que nos oponemos rotundamente".

La asociación pide que este aspecto "se tenga en cuenta" y que, si se va a redactar esa Ordenanza, "primero hay que tener claro algunos conceptos y debatir determinados temas como el de la explotación sexual, que siempre se ha querido evitar, porque no es lo mismo hacer una Ordenanza apostando por la regulación, por la prohibición o por la abolición".

Lea también:

- El Pleno acepta el reto de aprobar una Ordenanza contra racistas, homófobos y otros bárbaros