CCOO insta al Pleno a defender el Registro Civil como un servicio "público y gratuito"


CCOO insta al Pleno a defender el Registro Civil como un servicio "público y gratuito"

- El secretario general del Sector de la Administracón de Justicia de CCOO de Ceuta, Miguel Ángel Almedina, reclama el apoyo de la Corporación ante la "privatización" emprendida por el PP

- El sindicato asegura que los Registros Civiles se convertirán en "un negocio privado en manos de los Registradores de la Propiedad y Mercantiles"

El secretario general del Sector de la Administracón de Justicia de CCOO de Ceuta, Miguel Ángel Almedina, ha remitido un escrito al presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y a los portavoces de Caballas y el PSOE en la Asamblea, Mohamed Ali y José Antonio Carracao, instándoles a aprobar en el Pleno un pronunciamiento en defensa de que el Registro Civil "se mantenga con el carácter de público, gratuito y servido por personal de la Administración de Justicia y cercano a los ciudadanos".

El sindicato recuerda que el Gobierno Central "ha decidido encomendar la llevanza del Registro Civil a los Registradores de la Propiedad y Mercantiles" y alerta de que esa decisión "incide en la destrucción de servicios públicos, ahora con la privatización del Registro Civil, un servicio público fundamental que las personas estamos obligadas a utilizar a lo largo de nuestra vida, desde el nacimiento hasta la defunción, y que ha venido siendo prestado con profesionalidad, objetividad, sigilo e imparcialidad, por los funcionarios al servicio de la Administración de Justicia".

"Se trata de una privatización", avisa, "que además de romper el consenso político está pensada en perjuicio del ciudadano". Sus augurios apuntan a que "el Registro Civil dejará de ser un servicio público y gratuito para convertirlo en un negocio privado en manos de los registradores de la Propiedad y Mercantiles que, según sentencias del Tribunal Europeo, no son funcionarios públicos por más que sea la oposición el sistema para acceder a esos Cuerpos".

Además, los Registradores "cobran un arancel por cada una de las operaciones en las que intervienen que va directamente a sus bolsillos y son autónomos en la organización de sus oficinas, que funcionan como empresas privadas por ejemplo en la contratación de su personal, que no es funcionario".

Por si fuera poco "con la privatización, los registradores se convertirán además en una suerte de ojo que todo lo ve que controlará desde los actos más íntimos, como el nacimiento o el matrimonio, hasta las principales transacciones de los 46 millones de españoles". "Se trata de una Ley", resume, "que sólo suma privilegios a la ya privilegiada posición de un colectivo del que forman parte el propio Presidente del Gobierno, altos cargos del gobierno y familiares de uno y otros

"La atribución de los Registros Civiles a los registradores mercantiles, además de gravar los bolsillos de los ciudadanos", concluye, "alejará el servicio de las localidades en las que residan ya que desparecerán los Juzgados de Paz así como todos los Registros Civiles que existen actualmente en todas las localidades que son cabeceras de partido judicial y las Oficinas de Registro Civil se concentrarán en las capitales de provincia en las que existe Registro Mercantil".