"ACOSO Y DERRIBO"

El CERMI denuncia las barreras arquitectónicas de las nuevas franquicias abiertas en Ceuta

El CERMI denuncia las barreras arquitectónicas de las nuevas franquicias abiertas en Ceuta
Nuevas tiendas en Ceuta sin accesibilidad
Nuevas tiendas en Ceuta sin accesibilidad  

El CERMI  denuncia las barreras arquitectónicas de las nuevas franquicias abiertas en Ceuta. Tres nuevas tiendas -Intimissimi, Bimba y Lola y Calzedonia- en apenas veinte metros del Paseo del Revellín, que han abierto sus puertas sin medidas de accesibilidad para personas de movilidad reducida, denuncian desde la asociación.

Recientemente, en un radio de 20 metros, tres comercios de firmas internacionales, tras realizar sus obras de mejora y acondicionamiento, han abierto sus puertas a sus clientes. "Pero, por lo visto, las personas que sufrimos alguna limitación o disfunción en nuestra capacidad de movimiento, percepción o reconocimiento, como somos las personas con discapacidad, o las personas mayores… no estamos consideradas dentro del concepto de “clientes” para estas firmas", denuncian desde el CERMI, señalando que las tres franquiciasd de grandes cadenas abiertas en Ceuta presentan barreras arquitectónicas. "No podemos consentir tanta discriminación, tanto saltarse las leyes y mirar para otro lado".

Desde el CERMI lamentan que parecía que con la aprobación de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, y de su improrrogable aplicación con fecha límite del 4 de diciembre de 2017 para la exigibilidad de las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados y edificaciones, así como de bienes y servicios de titularidad privada, "poco a poco íbamos a tener una Ciudad más accesible, donde la administración y los servicios y comercios se pondrían las pilas respecto a favorecer la accesibilidad a sus establecimientos". Pero, se lamentan, "nuestra sorpresa y decepción se debe no solo a que los establecimientos existentes no actúan en consecuencia, sino que existen nuevos comercios que abren sus puertas sin haber contemplado ni siquiera el acceso a personas con movilidad reducid"a.

Para el CERMI se trata de "acciones premeditadas" que "nos dejan sin escapatoria alguna ante el derecho a la igualdad de oportunidades, y son por tanto un acoso y derribo” a su dignidad, acusan