El CETI prevé empezar su "descongestión" con salidas hacia la península la próxima semana


El CETI prevé empezar su "descongestión" con salidas hacia la península la próxima semana

- Los primeros en abandonar la ciudad serán los acogidos pertenecientes a "colectivos vulnerables" y por orden de antigüedad de llegada

- El periodo medio de estancia en las instalaciones del Jaral se sitúa actualmente en cerca de 4 meses y medio

El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta, que desde este viernes alberga a 1.178 extranjeros en unas instalaciones cuya capacidad máxima operativa está cifrada en 512 plazas, prevé empezar a descongestionar sus dependencias la próxima semana con salidas hacia la península de acogidos pertenecientes a “colectivos vulnerables” y por orden de antigüedad de llegada que serán recibidos por distintas oenegés.

Según han indicado fuentes de la Delegación del Gobierno este sábado, la Dirección del CETI ha recabado el apoyo de la Comandancia militar de la ciudad autónoma para instalar en tiendas de campaña ubicadas en el aparcamiento del Centro Ecuestre municipal a 200 de los 438 varones migrantes de origen subsahariano que han accedido este viernes a la ciudad. El resto han sido ubicados en literas y más tiendas del campaña del Ejército en el pabellón polideportivo del CETI.

Durante los próximos días los recién llegados pasarán por la Oficina de Extranjería para completar los expedientes sobre su situación administrativa en España y presentar, en su caso, solicitudes de protección internacional, algo que rara vez hacen los procedentes de países subsaharianos, habitualmente considerados migrantes por razones económicas.

La apertura de procedimientos de asilo suele, además, ralentizar su traslado al otro lado del Estrecho de Gibraltar, según han denunciado en repetidas ocasiones distintas entidades como la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) o ACNUR. Actualmente el periodo de estancia “medio” en Ceuta de los migrantes irregulares se sitúa en 140 días.

Un grupo formado por aproximadamente 800 personas intentó este viernes a primera hora de la mañana acceder a la ciudad española forzando dos puertas del doble vallado fronterizo en su zona intermedia, consiguiendo con éxito su propósito un total de 438, la mayor entrada en grupo registrada en Ceuta desde que, en 2005, se dieron los primeros saltos en grupo del perímetro.

El Gobierno central desplegó entonces al Ejército durante varios días en el perímetro y elevó la altura del vallado de 3 a 6 metros de altura y colocó alambres con cuchillas en su parte superior. A pesar de ello, el salto de la infraestructuras y sus dos extremos, los espigones del Tarajal y Benzú, han sido, junto a la marítima y los dobles fondos en vehículos, las fórmulas más utilizadas para superar las barreras y los controles de las Fuerzas de Seguridad.

Recientemente los migrantes asentados en los bosques que rodean Ceuta han empezado a violentar las puertas de las vallas para acceder a la ciudad autónoma, fórmula con la que lo lograron otras 220 personas el pasado 31 de octubre. El Ministerio del Interior ha abierto un periodo de “chequeo” de los puntos más vulnerables del perímetro para dotarlo de nuevos medios tecnológicos y, en su caso, más recursos humanos para garantizar su impermeabilidad.

El CETI prevé empezar su "descongestión" con salidas hacia la península la próxima semana