Ceuta TV reclama a la Administración que anule el anterior concurso de TDT y repita la licitación


Ceuta TV reclama a la Administración que anule el anterior concurso de TDT y repita la licitación

- Actualmente sólo la televisión pública puede emitir por la señal de TDT que regenta la Ciudad Autónoma

- El próximo día 10 de noviembre finaliza el plazo para presentarse al concurso convocado para un canal

El jefe de Ceuta Televisión, Manuel González Bolorino, se ha sentado este jueves ante los micrófonos de todos los medios de comunicación para demandar, desde ese amplificador, al Ejecutivo de Vivas que anule de una vez por todas el anterior concurso para la adjudicación de dos licencias de Televisión Digital Terrestre y convoque uno nuevo.

Lo ha hecho a su manera, sin increpar a nadie ni tensar la cuerda, en un juego suave en donde ha deslizado sin acusar a nadie en concreto diversas acusaciones que no lo son para dejar entrever que lo hecho está hecho muy mal y que lo más sano parece cortar por ahí y volver al punto de partida, un viaje de regreso a hace 9 años cuando la Ciudad Autónoma convocó el concurso para dos licencias de emisión en el canal múltiple que regenta de Televisión Digital Terrestre y por el que ahora mismo sólo emite Radio Televisión Ceuta y gracias a un convenio de colaboración Canal Sur.

Aquel concurso lo ganó una empresa, Inversiones El Bornal, ampliamente denostada y que todos los medios de comunicación asociaron al entonces vicepresidente de la Ciudad Autónoma y presidente del Partido Popular, Pedro Gordillo. El Bornal representaba supuestamente los intereses de Intereconomía Televisión. Nunca llegó a emitir un solo segundo en Ceuta, dado que el grupo se hizo con uno de los canales en concurso para llegar desde Madrid a toda España.

La otra licencia adjudicada se la llevó la empresa, Ángulo Ceuta o lo que es lo mismo Ceuta Televisión. Se quedaron en el camino CEALFE (El Pueblo de Ceuta) y Joaquín Ferrer y Cía (El Faro de Ceuta).

Pero el grupo del decano recurrió en los tribunales el concurso por un detalle de forma, supuestamente todas las ofertas se habían fuera de plazo. Un lunes cuando el plazo terminaba el fin de semana. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía le dio la razón allá por octubre de 2012 de forma definitiva, dejando pues sin licencia a la única de las dos competidoras triunfadoras en aquel concurso que emitía realmente, Ceuta Televisión.

Después de marear la perdiz largo tiempo hace sólo unos meses, la Ciudad Autónoma desenterró la sentencia y decretó el apagón de Ceuta Televisión. Inversiones el Bornal en la práctica había perdido hacía tiempo sus derechos. A la vista de la nueva situación, Ceuta Televisión ha realizado dos movimientos que ha recordado este jueves, Manuel González Bolorino:

El pasado 14 de mayo solicitó formalmente a la Ciudad Autónoma de Ceuta la posibilidad de explotar uno de los canales vacantes del múltiple de TDT que administra, lo que en la práctica obliga al Ejecutivo local a convocar un concurso para conceder una nueva licencia en un plazo no superior a tres meses desde la recepción de la solicitud. Eso sucedió el pasado 11 de septiembre, tal y como se recoge en el Boletín Oficial de la Ciudad Autónoma de Ceuta. A partir de ese día hay 60 días naturales, hasta el próximo día 10 de noviembre, para presentar ofertas para explotar esa nueva licencia, por la que González Bolorino ya ha anunciado este jueves que competirá.

La otra actuación emprendida por Ceuta Televisión es la que sigue generando más incertidumbre y mantiene abierta una especie de guerra fría en los medios de comunicación locales. González Bolorino al acatar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y la resolución dictada por el Gobierno local para dejar de emitir entendió que se volvía entonces a la situación de apertura de sobres y fallo del concurso, es decir, que cabe la revisión de la oferta que en teoría era la tercera, la de El Faro de Ceuta, y su puntuación en el concurso. Y ahí es dónde para Ceuta Televisión queda claro que este otro competidor tampoco cumple con un apartado que sirvió por ejemplo para tumbar a la oferta presentada por El Pueblo de Ceuta a través de su sociedad CEALFE, la solvencia técnica.

Es en este punto donde más ha abundado en explicaciones González Bolorino este jueves. Para Ceuta Televisión no admite discusión posible la insolvencia técnica de la oferta presentada por el grupo del decano.

González Bolorino ha repasado la historia de la televisión en Ceuta, que corre en paralelo y casi superpuesta a la de su carrera profesional. Se ha remontado a los lejanos mediados de los años 90 para explicar como Rafael Montero (El Faro), José Antonio Muñoz (El Pueblo) y él mismo Ceuta Televisión rompieron su sociedad televisiva alumbrando tres mounstruos mediáticos locales. Antena Ceuta quebró siendo embargada por los trabajadores y por la propia Ceuta TV, “aún conservamos algunos equipos de aquella época, de válvulas, que pensamos exponer en un pequeño museo”, ha apuntado González Bolorino, a modo de refrendo a lo que estaba contando.

La alusión a Antena Ceuta no es un ataque de nostalgia, es que Antena Ceuta cuyos derechos figuraban a nombre de Ernesto Sáenz de Navarrete (hoy en la Fundación Premio Convivencia) y Ernesto Valero (aquí ha titubeado González Bolorino al citar al empresario), es la ‘empresa’ en la que basó parte de su capacidad técnica en lo argumentado en el concurso El Faro de Ceuta, según el relato hilvanado este jueves por González Bolorino. En esa desaparecida durante décadas señal y en la propia estructura de emisión de la Tele Pública que es a la postre la encargada de lanzar al aire digital terrestre la señal de quienes sean finalmente los autorizados a emitir.

Y ahí está el núcleo de la cuestión, El Faro presiona estos días para obtener permiso para poder emitir definitivamente en TDT al amparo de su tercera posición en un concurso cuyo ganador desapareció y cuyo segundo adjudicado presentó la oferta fuera de plazo según la sentencia ganada en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Es decir, en derecho finalmente se la TDT se la habría llevado el decano, y así quiere hacerlo valer el grupo de comunicación. Pero Ceuta Televisión quiere que el Ejecutivo resuelva su alegación en la que dejaría probada que la oferta presentada en su día hace ya casi una década por El Faro no debió pasar la criba de la solvencia técnica, dejando sin efecto aquel concurso y viéndose obligado a convocar otro además del ya en curso.

Un juego de tira y afloja por ver quién se lleva el gato al agua, independientemente de que cualquier otro empresario local pueda presentarse al concurso, como cualquier otro grupo de comunicación como por ejemplo, Córdoba TV.

“Confío en la buena voluntad de los políticos”, ha dicho González Bolorino para dar por hecho que el error de pasar la criba de la solvencia técnica a una oferta que en su opinión se quedaba muy lejos de poder cumplir los requisitos no obedece a ningún interés raro y sí a un simple fallo humano, pero para poner acto seguido el píe en pared para dejar claro que si el fallo persiste tras la queja presentada habrá que comenzar a pensar distinto: “Si ha habido mala fé, denunciaremos”, ha avisado.

Tras otras irrupciones en la escena pública en otro tono, este jueves González Bolorino ha optado por la elegancia y así ha llegado a “felicitar” al decano por comenzar a emitir televisión a través de su web e incluso ha salido al paso de las críticas vertidas por el propio Rafael Montero contra la pública, Radio Televisión Ceuta, diciendo que “yo sí considero que el trabajo que hacen los profesionales es digno”, al tiempo que ha repasado sus 40 trabajadores y 3 millones de presupuesto, “yo sí lo valoro”, ha apostillado.

Ceuta TV reclama a la Administración que anule el anterior concurso de TDT y repita la licitación