El Comité de Empresa de Trace convoca movilizaciones por la recogida de basuras en los cuarteles


El Comité de Empresa de Trace convoca movilizaciones por la recogida de basuras en los cuarteles

- El órgano de representación anuncia movilizaciones en la Gran Vía de 10.00 a 11.00 horas de lunes a domingo y con carácter "indefinido"

- Los trabajadores entran desde el pasado viernes en las instalaciones militares pese a su disconformidad y han puesto el asunto en manos judiciales

El Comité de Empresa de Trace, la concesionaria del servicio público de recogida de residuos y limpieza viaria, ha comunicado a la Delegación del Gobierno que los trabajadores se concentrarán de lunes a domingo en la Gran Vía de 10.00 a 11.00 horas a partir del próximo martes, 2 de febrero, de forma indefinida para mostrar su "disconformidad" con la orden recibida para entrar en acuartelamientos militares a recoger basuras.

Según ha explicado Juan Gutiérrez, miembro del órgano de representación de la plantilla, los trabajadores están ejecutando ese mandato desde el pasado viernes, cuando así se lo recomendaron sus Servicios Jurídicos para evitar desobeder una instrucción directa de la empresa, supuestamente incluso con "amenazas".

En paralelo, el Comité de Empresa ha denunciado en sede judicial esa orden, que a su juicio no se atiene a sus obligaciones ni a lo recogido en el Pliego de Condiciones del servicio.

La Administración entiende que la Ordenanza reguladora "no prohibe" la ubicación de contenedores "en el interior de determinados recintos" privados y que "incluso podría considerarse que por razones de seguridad la recogida de residuos sólidos urbanos generados por instalaciones militares supondrían una configuración de los mismos que habilitaría la imposición de su recogida en unas condiciones, en este caso agrupados y recogidos en su interior".

Durante años Defensa desembolsó 172.000 euros al año, 140.000 a través de un contrato con la empresa 'Limpiasol' y 32.000 en concepto de tasas por traslado de sus residuos al otro lado del Estrecho. El marco cambió el 31 de diciembre. Pese a que tradicionalmente en Ceuta siempre se ha eludido imponer a la adjudicataria de turno la recogida de residuos en caminos o espacios de titularidad particular, ahora la Ciudad ha hecho una lectura opuesta del marco a aplicar.

El Comité de Empresa defiende que con los cuarteles debe suceder "lo mismo que con el resto de la población, a quienes no se recoge la basura en sus casas". Defensa está dispuesta a seguir pagando unos 40.000 euros a la Ciudad que esta, presumiblemente, derivaría a Trace, que no ha subrogado a los dos trabajadores de 'Limpiasol' que ejercían ese trabajo.

Lea también:

- La recogida de basuras militares y decenas de miles de euros enfrentan a Ciudad, Trace y plantilla

- El Comité de Empresa de Trace exige la subrogación de los trabajadores de cuarteles