LAMENTAN EL CAMBIO DE PROYECTO

Cs acusa al Gobierno de Vivas de dar la espalda a las necesidades de los vecinos de la Estación del “Escorial”

Cs acusa al Gobierno de Vivas de dar la espalda a las necesidades de los vecinos de la Estación del “Escorial”
Carpa de Ciudadanos en la Estación del Ferrocarril este sábado.
Carpa de Ciudadanos en la Estación del Ferrocarril este sábado.  

Ciudadanos ha entrado en campaña –no tanto para las Generales del 28 de abril, como para las municipales de mayo- y este sábado ha instalado su carpa naranja en la Estación del Ferrocarril. Desde allí y de la mano de los vecinos ha denunciado –“son denuncias al fin y al cabo”, ha ratificado el propio portavoz de la formación, Javier Varga– sin ofrecer demasiadas soluciones que el Gobierno ha dado la espalda a las necesidades de los vecinos supliéndolas por las suyas propias y sin ningún sentido práctico aparente.

Y la denuncia concreta del barrio es para Ciudadanos un símbolo del proceder general del Ejecutivo de Vivas. “Las obras no empiezan cuando se produce la necesidad sino a conveniencia del Gobierno; y el Gobierno exige el cumplimiento de los plazos cuando le interesa y cuando no, no le importa que se alarguen y algunas veces hasta se eternicen”, ha dicho Varga para calificar acto seguido a la obra de la emblemática Estación del Ferrocarril que nombra al barrio como la “obra del Escorial”.

varga ferrocarril

“Todavía se discute no sólo la finalización sino la finalidad. Para qué se está haciendo la obra y qué va a ir ahí. A los vecinos se les ha prometido de todo y todavía no hay nada concreto. Una obra que lleva 15 ó 20 años siendo realmente una molestia para los vecinos sin considerar que se trata, al fin y al cabo, de un edificio emblemático de la ciudad y que sigue en el estado en el que está”, ha manifestado Varga.

A su lado asentía Mari Carmen Saborido, vecina del barrio, a la que Varga ha cedido la palabra para que al menos a los vecinos se les escuche: “La obra del Escorial, donde se meten ilegales, hacen sus necesidades, tiran basura…”, ha ratificado las molestias de la obra Saborido.

Las quejas de los vecinos van más allá de la propia remodelación de la Estación del Ferrocarril. Acusan al Gobierno de cambiar el proyecto de remodelación del barrio sin consultarles los cambios, sin informarles y dejando de un lado las necesidades que sí plasmaron los vecinos y sí estaban contempladas en el primer proyecto que se les presentó.

“No entendemos el cambio de proyecto en el plan de obra de la barriada. Este no era el proyecto. Según los técnicos ha cambiado por el nuevo supermercado”, se ha lamentado Saborido.

En esos cambios en el proyecto inicial a los vecinos les molesta que la peatonalización de una parte ha dejado sin acceso, o al menos lo dificulta, a los servicios públicos, como los de emergencia. “Ni ambulancias, ni bomberos ni taxis podrán acceder al Bloque Uno, todo un bloque de cuatro portones”, ha explicitado Saborido.

A ese cambio, se suman la falta de adecentamiento de acerado y barandillas en la zona de acceso a los portales, que según la vecina, el Gobierno de la Ciudad, les ha dicho que les corresponde a los vecinos en lo que son los soportales y no se han tocado. “Tenemos casi un zoológico ahí. Tenemos gallos, pavos, gatos, no son de nadie, pero nadie tampoco los quita”, ha denunciado la vecina. O la intención de reubicar los contenedores debajo de las ventanas de los bloques con los problemas de olores que conllevarán.

También molesta y mucho la ubicación actual de la zona de juegos de niños cercada por una carretera y un aparcamiento, aunque se habilitará con la reforma otra en esa zona peatonalizada adjunta a los Jardines de la Argentina. Justo ahí, los vecinos habían pedido una rotonda para poder dar la vuelta que estaba contemplada en el primer proyecto y que ahora ha desaparecido. Suman también a las molestias que, como ha denunciado Varga “los vecinos llevan soportando esta obra más de año y  medio cuando el plazo de ejecución era de 14 meses y todavía queda más de la mitad de la obra. No me extraña en absoluto que ellos estén un tanto desesperados y cansados porque ven que no se les escucha”.

carril bici ferrocarril

Carril bici a ninguna parte

Pero quizás lo peor, lo que más molesta en el barrio es el carril bici. Su instalación ha supuesto la pérdida de más de 200 plazas de aparcamiento en el barrio, que ya tenía problemas de espacio para estacionar los vehículos de los vecinos.

“tenemos el extraño trozo de carril bici, único en la ciudad, que de momento no da ningún servicio y está causando enormes problemas a los vecinos. Una zona que ya tiene problemas de aparcamiento y que se les está privando de zonas de aparcamiento sin darles alternativas por una extraña ocurrencia que empieza en ninguna parte y no llega a ninguna parte. Y que además, insisto, porque nosotros hemos promovido en el Pleno más de una vez la idea del carril bici y las alternativas posibles en nuestra ciudad al carril bici. Insisto que cualquier bicicleta que hoy por hoy circule en este extraño espacio puede ser multada por la Policía Local. Porque en Ceuta está prohibido porque el Gobierno lo ha querido así, sin ninguna alternativa, circular por las aceras y estoy hoy por hoy es una acera con una franja roja”, ha explicado Varga.

Un carril bici que ha comido esos aparcamientos y que no estaba en el proyecto original que mostraron a los vecinos: “No entendemos para nada el cambio de proyecto. No es el que nos enseñaron. Las plazas de aparcamiento antes eran las mismas, ahora se pierden más de 200. Lo han modificado. Y el carril bici  ¿qué vamos a ser pioneros? Bueno sí, mira, podemos ir del jardín a la Junta…”, ha criticado con cierta sorna Saborido.

Varga ha insistido en la idea que tiene su formación para dotar a Ceuta de zonas para la cirulación de bicis, patinetes y los nuevos vehículos que están apareciendo en el mercado.

“Nos damos cuenta, hay que ser serios y sensatos, que un carril bici aquí en Ceuta al estilo de cómo puede existir en un Madrid, un Málaga u otras ciudades es harto difícil, por el trazado y por las implicaciones que lleva de pérdidas de plazas de aparcamiento. Nosotros hablamos y lo llevamos a un Pleno de la alternativa de la acera bici, que es en aquellas zonas donde la acera tiene una anchura importante poder reservar una zona a la circulación de bicicletas y patinetes y resto de vehículos que están apareciendo ahora mismo, creo que aquello se aprobó, pero no se ha hecho nada. Hay un punto fundamental: la ordenanza hoy en Ceuta prohíbe la circulación de cualquier tipo de vehículos en zonas reservadas a peatones. Esto no tiene la consideración de carril bici. Yo no lo he visto por ninguna parte. Esto es una acera con una banda roja que va de allí hasta allí; no sale de ningún sitio ni llega a ningún sitio, ni está dentro de ningún proyecto serio de dotar a Ceuta de un carril bici, es un sinsentido sin más”, ha explicado Varga. Aunque eso sí, si Ciudadanos llega a gobernar reconoce que “el carril bici me temo que se queda, es un sinsentido, pero se queda”.

A eso, suman los vecinos el eterno problema de la contaminación que produce Endesa, que ya lo ven como un problema sin solución y parecen resignados a convivir con el ruido y los humos que produce la fábrica de luz.

“Los proyectos no se hacen en Ceuta, de la mano de este Gobiern,o para solucionar los problemas de los vecinos. En este caso da la impresión de que no se les ha escuchado porque lo único que se está haciendo es complicarles la vida”, ha resumido Varga la situación.