ABDELMALIK MOHAMED

"Cuando el Tarajal se reabra es más que probable que en una primera fase sólo se permita cruzar a pie"

"Cuando el Tarajal se reabra es más que probable que en una primera fase sólo se permita cruzar a pie"
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  

Pregunta: Llevamos casi dos meses con la frontera del Tarajal cerrada casi a cal y canto. ¿Se está viviendo al otro lado del paso el corte de tantos lazos de todo tipo como en Ceuta?

Respuesta: El pueblo marroquí sabe bastante de resiliencia, por lo que adaptarse a tiempos difíciles no le resulta difícil. Se echa mano de la familia, de la religión y, sobre todo, de la solidaridad mutua. En el episodio que estamos viviendo, el Gobierno [marroquí] habilitó una serie de ayudas que están haciendo más llevadera la situación

P: ¿Cómo se ha digerido en Castillejos, Rincón y otras poblaciones cercanas marroquíes muy vinculadas económica y laboralmente, pero también social y afectivamente, a Ceuta, esta crisis, que ha agudizado las consecuencias de la agonía del 'comercio atípico' que Rabat considera contrabando?

R. El porteo ha sido el medio de vida de miles de personas durante decenios. La brusquedad del parón ha sido de una gran magnitud. Las cosas cambiaron de blanco a negro sin que nadie entendiera nada. La situación no es fácil para nadie. El PIB de poblaciones como Castillejos y Rincón ha caído en picado y la situación está siendo muy complicada para toda la zona. El Gobierno [marroquí] se ha comprometido a relanzar la economía de la región y ya tiene proyectos en marcha para que en un futuro tomen el testigo del porteo.

P: ¿Puede ser más concreto?

R: Hablo de proyectos como las zonas francas que se están construyendo muy cercanas a Ceuta, así como que están trabajando para atraer inversiones a toda la zona con el argumento de que el porteo ya no es una amenaza a la iniciativa y producción propia. Déjeme decirle que, si Ceuta hubiese hecho debidamente sus deberes, la situación no sería tan dramática como lo es.

P: ¿A qué se refiere?

R: Lo que intento decirle es que Ceuta ha sido durante muchos años la potencia económica de la zona, pero esa condición se malogró en muchos aspectos por la falta de visión de quienes tomaban y siguen tomando decisiones, pues unas pocas inversiones en el otro lado para fomentar el empleo mediante talleres y otros tipos de formación podrían haber contribuido a mejorar las condiciones económicas de la gente. De haberse hecho, el porteo no habría sido el único protagonista en la vida de miles y miles de personas.

P: ¿Y usted cree que Marruecos habría permitido que se hiciera todo eso desde Ceuta?

R: Marruecos no es un ogro de dientes afilados y listos para hincárselos a quien toque en su puerta, es mucho más receptivo de lo que parece, pero también es verdad que necesita rivales o interlocutores con cierta presteza, no vale cualquiera. Puedo decirle con toda honestidad que hubo momentos en los que se podrían haber hecho muchas cosas, lo que habría evitado situaciones tan difíciles como las que vivimos, tanto en un lado como en otro

P: ¿Puede enumerar algunas?

R: Proyectos como los talleres de formación habrían supuesto un punto de inflexión importante en las relaciones entre ambas partes. Después, otros de mayor calado, como por ejemplo el asunto de la recogida de residuos. Imagine una planta de reciclado que atendiera a Martil, Rincón y Fnideq... Eso podría dar trabajo a mucha mano de obra no cualificada, lo que habría restado poder al porteo y habría dignificado la vida de miles de personas al tiempo que nos podría haber servido para trasladar nuestros residuos y no llevarlos a la Península, como hacemos ahora y con costes tan altos. En definitiva, lo que intento decirle es que la inacción unida al miedo difícilmente podrá dibujar nuevos horizontes.

abdelmalik mohamed

P: Se han publicado muchas cosas sobre la supuesta apertura del paso para permitir a los marroquíes atrapados en Ceuta su retorno. ¿Ha habido algún proyecto firme al respecto en Marruecos que se haya frustrado por alguna razón?

R: Desconozco de qué lugar se obtienen ese tipo de informaciones. Mire, cuando se cerró la frontera, cosa que anticipamos horas antes de que se produjera, nos pidieron listado de personas que en esos momentos estaban en la explanada de Juan XXIII, querían listado de matrículas marroquíes y de todas las demás, así como el número de personas, tanto de las que estaban en la explanada como las que se encontraban en las inmediaciones de la frontera española. Hicimos el listado a contrarreloj. De ello puede dar fe un periodista de el periódico 'El Mundo' que estuvo presente durante gran parte de aquella noche. Parecía que estaba hecho, que iban a habilitarles el paso para que salieran, pero al rato todo se vino abajo.

P: ¿Qué pasó?

R: Sucedió que el Dahir del cierre ya estaba firmado y publicado, en especial en lo referido a la entrada en el país, por lo que ya todas las puertas de entrada quedaban clausuradas. Nadie tenía atribuciones para abrir a sabiendas de que el Dahir ya estaba vigente.

P: Ustedes anticiparon el cierre para las 00:00 horas, pero la aduana se mantuvo abierta hasta las 6:00 de la mañana…

R: No es como usted dice. El cierre se produjo a medianoche, pero cierre referido a la entrada en el país y así se ha mantenido hasta la fecha. Lo de las 6:00 fue una medida de gracia para conceder algo de tiempo a los rezagados y que pudieran salir, una facultad que se mantendría en el tiempo, es decir, para que los extranjeros abandonaran Marruecos. Ya vio el gran número de autocaravanas que salieron pasando por Ceuta, pero en lo referido a la entrada, el cierre se produjo a las 00:00 horas.

P: Si el Dahir se firmó horas antes de medianoche, ¿cómo no permitieron la entrada en Marruecos a todas estas personas que se quedaron en Ceuta? Hubo tiempo suficiente.

R: La hora era un marcador necesario, es decir, había que fijar un momento de inicio, pero el cierre y, por ende, la orden de no permitir la entrada, estaba relacionado directa e inexcusablemente con la firma del Dahir, que se produjo antes de las 24:00 horas.

P: ¿Es posible pensar que Marruecos permita a corto plazo a los 300 adultos y menores confinados en los polideportivos que retornen a su país?

R: El primer ministro compareció en la televisión el jueves pasado, y su respuesta sobre este tema ha sido muy criticada en muchos medios de comunicación, pues se limitó a decir que “volverán cuando las fronteras estén abiertas”. Eso ha sido como echar un jarro de agua fría sobre la poca esperanza de todas estas personas.

frontera noche cerrada 3

P: ¿Qué razón ha podido mover al país vecino a dejar a esos compatriotas fuera de su territorio cuando aparentemente, por su número y las medidas preventivas que se pueden adoptar, no resulta creíble que supongan un peligro público para su Salud Pública?

R: Usted habla de los que se han quedado en Ceuta, pero en el mundo hay cerca de 28.000 ciudadanos marroquíes esperando volver a su país. Las razones que han movido a Marruecos a no permitir la vuelta de sus ciudadanos han sido muy debatidas y nadie ofrece una razón convincente.

"El futuro de Ceuta se hace trabajando y valorando recursos y realidades. España y Europa son una realidad, pero Marruecos también lo es: obviar eso es faltar a la verdad. Lo justo sería una conjunción de las tres cosas, segregar a Marruecos de esa realidad es un error"

P: ¿Y usted a qué cree que se debe esa negativa?

R: Yo vuelvo al Dahir que le he citado antes, el que impide la entrada. Pienso que ahí es donde está la cuestión, pues para que deje de tener la fuerza que tiene deben darse una serie de condicionantes favorables como pueden ser informes desde distintos ministerios certificando que no existe riesgo para la población y esas cosas tiene que firmarlas alguien y hacerse responsable de las mismas. No es tan fácil. Es una opinión personal.

P: La evolución de la pandemia es imprevisible, pero ¿cree que cuando esté controlada el paso volverá a ser transitable para personas y algún tipo de mercancía como, por ejemplo, el pescado?

R: Cuando el paso se reabra es más que probable que durante una primera fase tan solo se permita cruzar a pie, dejando los vehículos para más adelante. En cuanto al pescado, ya dijimos en su día que los importadores ceutíes deben regularizar su situación fiscal en Marruecos, así como ante Sanidad Exterior. Cuando hagan eso y dependiendo de cómo lo hagan, es muy posible que Aduanas decida instalar un escáner en Bab Sebta, son palabras del director regional para Tánger-Tetuán-Alhucemas, con quien por cierto concertamos una cita con los pescaderos ceutíes y a quienes íbamos a acompañar para ayudarles en lo que pudiéramos, pero con el cierre de la frontera no hubo más remedio que posponerla

P: ¿Da credibilidad a las informaciones que apuntan a que la frontera del Tarajal no volverá a funcionar nunca como la conocimos, que su rango se rebajará al de mero paso y habrá que olvidarse de la Operación Paso del Estrecho, por ejemplo?

R: Tanto El Tarajal como Bab Sebta no pueden sustraerse a la realidad de la OPE, pues son puntos de acceso muy necesarios y participan en ese equilibrio tan necesario como es la competencia y también porque ayudan a que exista cierta dispersión en el flujo. No creo que su rango se rebaje en ese sentido. Tenemos que promover Ceuta como lugar de paso para la OPE.

puerto tánger

P: ¿Cómo se puede hacer eso teniendo en cuenta el colapso continuo de los últimos meses, años?

R: Mire, en una reunión con el señor Bouchaaraa, director regional de Tánger-Tetuán, Alhucemas, hablamos de este tema, y nos dijo que, si se les pasaba un listado de vehículos que viajen en cada barco que podían ir directamente a la aduana sin pasar por la explanada, comprometiéndose a hacerlo con todos los barcos y sin límite de vehículos.

P: ¿Y de eso tiene información la Delegación?

R: Algo les trasladamos

P: ¿Puede ser más concreto?

R: En otro momento.

Marruecos aboga por un paso fronterizo de carácter turístico

P: ¿Qué tipo de frontera o de paso podemos esperar los ceutíes para el futuro?

R: Marruecos aboga por un paso fronterizo de carácter turístico, cosa que piensa conseguir con el tiempo. Son partidarios de que los ciudadanos marroquíes visiten la ciudad, pernocten y hagan sus compras. Lo que no volverá es ese porteo caótico e insaciable. Ahora bien, según los responsables con los que hemos estado esa frontera “tranquila” no se conseguirá si las autoridades españolas no cambian de actitud

P: ¿Puede ser más explícito sin darme largas con lo de “en otro momento”?

R: Muestran su pesar por la falta de controles en El Tarajal en la salida hacia Marruecos, señalan que no hay controles antidroga, que no existe control sobre lo que sale, lo que les hace más vulnerables y les obliga a mirarlo todo, así es como se han expresado en las reuniones que hemos mantenido. Dijeron que de existir colaboración cierta en ese sentido los controles en Bab Sebta dirección Marruecos se flexibilizarían. Siempre se han mostrado muy preocupados con el tema de las drogas y sus consecuencias en la juventud

P: Tras años mirando al país vecino, el Gobierno de la Ciudad ha virado su apuesta para el futuro de Ceuta a “más España y más Europa”. ¿Qué le parece?

R: El futuro de Ceuta se hace trabajando y valorando recursos y realidades. España y Europa son una realidad, pero Marruecos también lo es: obviar eso es faltar a la verdad. Lo justo sería una conjunción de las tres cosas, segregar a Marruecos de esa realidad es un error, cosa que no hace ni España ni Europa, y eso no es nada bueno para una inmensa mayoría de ceutíes

P: ¿Usted ha apreciado “hostilidad” en las decisiones adoptadas por el país vecino sobre la ciudad en relación con el porteo, la entrada de pescado, la llegada de turistas funcionarios, etcétera, como dice haber sentido el Ejecutivo de Vivas? ¿Qué ha movido esos pasos, si no la reivindicación territorial?

R: La entrada de funcionarios marroquíes a Ceuta y Melilla siempre ha estado prohibida, no es nueva. Lo que el Gobierno ha prohibido recientemente es la entrada de funcionarios con pasaporte diplomático, esa es la única novedad y tal decisión no puede ser interpretada como gesto hostil, pues son muy dueños de sus actos. Delegación, por ejemplo, no permite despachos comerciales por El Tarajal de productos alimenticios ajenos al pescado, y no por eso Marruecos considera tal condición como hostil. Puedo decirle con toda franqueza que no he visto ningún gesto hostil hacia la ciudad en ninguna de las reuniones que hemos mantenido, todo lo contrario, cualquier otra interpretación tiene que ver con personas e intereses muy alejados de la realidad. Puede que la prohibición de paso a los diplomáticos tenga que ver con la reivindicación a la que hace referencia, es posible, pero yo no le daría mayor importancia y mucho menos considerarla como gesto hostil

"Cuando el Tarajal se reabra es más que probable que en una primera fase sólo se permita cruzar a pie"