EN CUENCA

Deu participa en un encuentro sobre diversidad religiosa de la UIMP y la Fundación Pluralismo y Convivencia

Deu participa en un encuentro sobre diversidad religiosa de la UIMP y la Fundación Pluralismo y Convivencia
Templo hindú de Ceuta
Templo hindú de Ceuta  

La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mabel Deu, intervendrá este lunes, día 2, en el encuentro titulado La diversidad religiosa en España: retos y desafíos, que se celebra en Cuenca organizado por la Fundación Pluralismo y Convivencia y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), con motivo del vigésimo quinto aniversario de la firma de los acuerdos de cooperación del Estado español con las federaciones que agrupan a las comunidades religiosas judías, musulmanas y protestantes.

Deu participará en la mesa redonda que llevará por título 'Buenas prácticas en la gestión del hecho religioso', junto con el teniente de alcalde de Derechos Sociales, Buen Gobierno y Transparencia de Málaga, Julio Andrade, la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, y el profesor de Derecho Eclesiástico de la Universidad de Castilla La Mancha, Santiago Catalá, que será el moderador. La consejera ceutí realizará, en el marco de esta mesa redonda, una aproximación la realidad de la ciudad y explicará el respaldo que el Gobierno local ofrece a las comunidades y entidades ceutíes en la promoción de actividades e iniciativas enfocadas a poner de relieve la multiculturalidad de Ceuta.

Está previsto que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, participe en la apertura del encuentro, que se desarrollará en la sede de la UIMP, en el que también intervendrán, entre otros ponentes, el vicepresidente de la Federación de Comunidades Judías de España,  José Levy, el presidente de la Comisión Islámica de España, Riay Tatary, la directora de la Fundación Pluralismo y Convivencia, Rocío López, y Mariano Blázquez, secretario ejecutivo de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España.

El acuerdo de cooperación firmado en 1992 entre el Estado y las confesiones minoritarias supuso el primer gran paso del nuevo modelo constitucional, que rompía con la tradicional confesionalidad católica estatal.  Representó un hito histórico en tanto que reconoció y facilitó el pluralismo religioso, por un lado, y la libertad de credo de cualquier ciudadano, por otro, además de hacer efectivo el principio de cooperación con las diferentes confesiones religiosas.