JORNADAS FORMATIVAS

Educación, formación, Juzgados especializados y reformas legales, caminos contra la Violencia de Género

Educación, formación, Juzgados especializados y reformas legales, caminos contra la Violencia de Género
Imagen de la mesa de las jornadas formativas organizadas por el Colegio de Abogados.
Imagen de la mesa de las jornadas formativas organizadas por el Colegio de Abogados.  

Juzgados especializados y dedicados en exclusiva a la Violencia de Género, no con competencias compartidas como el de Ceuta. Cambios en la Ley de Enjuiciamiento Criminal y el Código Penal para identificar mejor los tipos delictivos ligados a esa lacra social que consideren nuevas herramientas para la comisión de ilícitos como las Redes Sociales. Y, sobre todo, educación en valores y formación continua.

Por ahí deben transitar los poderes públicos y la sociedad en general para intentar erradicar la violencia que sufren las mujeres por el hecho de serlo, una "obviedad" que, "no se puede negar", según han opinado este jueves en el Hotel Puerta de África la magistrada del Juzgado de Violencia contra la Mujer  número 2 de Las Palmas de Gran Canaria, Auxiliadora Díaz; y los fiscales delegados contra la Violencia sobre la Mujer y Menores del Supremo y la Fiscalía General del Estado, Pilar Martín y José Javier Huete, respectivamente, en las jornadas sobre ‘Violencia de Género y Menores’ organizadas por el Colegio de Abogados.

“Lo obvio no se puede negar y hay cosas que son obvias como que existen situaciones de violencia contra la mujer por el hecho de serlo. Eso tiene una respuesta penal y negarlo es ir contra la realidad”, ha reseñado Huete, el conferenciante al que tocaba más colateralmente el asunto. Para el fiscal delegado de Menores del Estado, en relación con los malos tratos "tenemos que conseguir que las ideas ciudadanas y los valores calen entre los jóvenes: tiene que partir de casa, no se puede delegar en terceros, es una obligación parental de los progenitores, y si introducimos de nuevo la cultura del esfuerzo mejoraríamos mucho".

Díaz, miembro del grupo de expertos del Observatorio con la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ y “feminista”, ha ampliado esa posición y denunciado que “la sociedad todavía es bastante tolerante con la violencia de género”.

“Si hay una negación individual, cada uno puede pensar lo que quiera, pero es irresponsable intentar diluir el gran problema de la violencia de género mezclándolo con la intrafamiliar”

“Se mezcla con conceptos como la intrafamiliar, que nada tiene que ver y que tiene su propio espacio en el Código Penal, pero nada tiene que ver con la que se ejerce contra la mujer por serlo”, ha alertado antes de incidir en que “parece que estamos volviendo a la España de Delibes cuando debemos mirar hacia delante y aplicar el Convenio de Estambul, totalmente vigente en nuestro ordenamiento jurídico desde 2014, que habla de los diferentes tipos de violencia, entre ellos la de género, estructural, enraizada en nuestra sociedad y que va más allá de la pareja o ex pareja porque se extiende a la libertad sexual, la mutilación genital o los matrimonios forzosos”.

Para la jueza, “si hay una negación individual, cada uno puede pensar lo que quiera, pero es irresponsable intentar diluir el gran problema de la violencia de género mezclándolo con la intrafamiliar”. “Estamos asistiendo a un escenario de negacionismo cuando llevamos cuatro milenios subordinadas al sistema patriarcal y negarlo es tan irresponsable como decir que no hubo nazismo o una dictadura, pero con formación todo se cura”, ha dicho.

A sus ojos hace falta “formación específica a todos los operadores jurídicos: jueces, fiscales, letrados... Formación intensa y profunda para entender lo que es el género, porque la gente intuye que sabe lo que es esta lucha y no es así”. También "perspectiva de género", que "no es creer solamente a la mujer” sino juzgar "con mayor imparcialidad, olvidando los estereotipos o no cuestionar la credibilidad de la denuncia porque haya tardado en presentarse, porque primero se niegue y luego se admita... Hay que quitarse los prejuicios y aplicar la norma sin discriminación, al margen de la desigualdad que existe entre hombres y mujeres”, indicó.

auxiliadora día

"Somos tolerantes", ha criticado también, "con que un señor que ha agredido o trata mal a su mujer puede ser un buen padre”. Sin embargo, a su juicio “si alguien es maltratador no puede tener régimen de visita para crear nuevos maltratadores o mujeres sumisas”. “El Pacto de Estado va a incorporar de forma obligatoria el régimen de visitas para los condenados por violencia de género y muchos hijos me preguntan por qué se les obliga a ver a su padre cuando se les ha prohibido ver a su madre”. “Nuestra legislación es bastante avanzada, pero hay que aplicarla”, ha concluido.

Redes Sociales

‘Violencia de Género y Nuevas Tecnologías’ ha sido el título de la ponencia que ha impartido la fiscal de Sala Delegada contra la Violencia sobre la Mujer del Tribunal Supremo, Pilar Martín, que ha hecho hincapié en que “el tema más importante que ahora existe en violencia de género, que afecta sobre todo a los más jóvenes, a los adolescentes, se desarrolla sobre todo a través de ese tipo de herramientas”.

pilar martín vertical“Tenemos un problema muy grande para atajar la violencia de género, sobre todo psicológica, porque los jóvenes identifican que una torta no se permite y que supone el fin de una relación, pero la violencia de control, la humillación, el insulto o la coacción”, ha lamentado, “no se identifican tan pronto como violencia de género aunque lo sean y puede generar unos efectos mucho más perniciosos en las Redes Sociales que una torta”.

Cree que “los retos de futuro pasan por modificar la Ley de Enjuiciamiento Criminal y el Código Penal porque las modalidades comisivas son cada vez más diversas y complejas”, ya que “encontrar el tipo delictivo es complejo y conviene delimitarlos”. También que es necesario “establecer medidas cautelares y penas que protejan más a la víctima como que se pueda de forma efectiva bloquear una página o retirar un archivo, regular la suplantación de personalidad en la vida digital y establecer penas que prohíban al agresor volver a usar las Redes Sociales”. Otro desafío pasa por “tipificar” la redifusión de mensajes, actualmente con “difícil encaje” en la legislación vigente.

“Al final", ha concluido, "la base de la lucha contra la Violencia de Género está en la educación: a los mayores nos ha pillado menos entendidos, pero hay que dejar claro que en la vida virtual rigen los mismos principios consagrados en la Constitución que en la real, y todos debemos comprometernos con nuestra conducta en la defensa del derecho a la intimidad, en el respeto a la imagen...”.