ESTE JUEVES, MANIFESTACIÓN

Empresarios y sindicatos ven en la protesta social la única forma de lograr soluciones para el caos fronterizo

Empresarios y sindicatos ven en la protesta social la única forma de lograr soluciones para el caos fronterizo
Mollinedo, Valero, Aróstegui y Pérez, este martes, en rueda de prensa.s
Mollinedo, Valero, Aróstegui y Pérez, este martes, en rueda de prensa.s  

Movilización o muerte. "Ningún Gobierno se mueve si no es con presión, cuanta más mejor". El de Rajoy, tampoco, por mucho que se chille en las Redes Sociales contra el caos fronterizo y sus múltiples derivadas. Se trata de un problema "de todos los ceutíes", de los que no reciben clientes y de los que no pueden ir a comprar o de visita al país vecino, de los que tienen su empleo en peligro y de los que ven agostarse las posibilidades de conseguirlo, de jóvenes y mayores, de "abuelos y amas de casa". También "de empleados públicos".

A todos ellos, a toda Ceuta, han llamado este martes los representantes de la patronal, Confederación de Empresarios y Cámara de Comercio, y los sindicatos de clase, CCOO y UGT, a salir a la calle el jueves a las 19.30 horas para recorrer la distancia que va de la Plaza de la Constitución a la de la de los Reyes con un solo mensaje: "Enseñar los dientes" para convencer al Ejecutivo de la Nación de que no puede prometer soluciones en forma de planos de nueva frontera "que con suerte no será una realidad hasta 2024" a quienes "se desangran ahora".

"Las soluciones a largo plazo están muy bien y no nos oponemos a ellas pero el delegado del Gobierno y el presidente de la Ciudad, que deberían ser arietes de esta reivindicación de medidas inmediatas y urgentes para la frontera, ejercer como amortiguadores de la exigencia ciudadana", ha lamentado Aróstegui, que ha coincidido casi palabra por palabra con Ernesto Valero y Juan Carlos Pérez en lo agónico de la necesidad de enviar un "SOS" a La Moncloa.

Según empresarios y trabajadores, "Ceuta necesita un cambio de políticias y lo necesita ya". "No queremos embolsar coches, que ni de habilitar ese solar somos capaces, sino que fluyan, que haya los recursos humanos necesarios para aprovechar al máximo la capacidad de absorción de tráfico del Tarajal, que es muy superior", ha ejemplificado Valero.

Los convocantes han lamentado que desde octubre solo han recibido "buenas palabras, excusas y dilaciones". El viernes pasado, tres planos de la futura frontera que se intuyen como extintor para la indignación ciudadana. "Un par de fines de semana" de agilidad para la entrada de turistas y "efectividad, en esto sí, en el combate del fraude en la importación, que es una pequeña parte del problema".

Pérez ha remarcado con Aróstegui que esta vez tienen que salir a la calle más que "los de siempre" porque este es un problema que "afecta a la médula, a la espina dorsal, de Ceuta y tenemos que fijarnos en cómo han respondido en Linares, Burgos, Granada, Cádiz o Madrid cuando se han enfrentado retos similares". "En esta ciudad no todos vamos a ser empleados públicos y los que son deben ser conscientes de que está en juego el futuro de sus familias, de sus amigos... Apelamos a la solidaridad de todos", han resumido.

Desde la CECE, Valero ha puesto como ejemplo de lo "único" del momento que enfrenta Ceuta el hecho de que patronos y sindicatos vayan de la mano en la exigencia de "ayuda, comprensión y medidas políticas" para que en la ciudad "quede algún futuro más allá de la oficina más grande que tenemos, la del INEM, que ya está desbordada". "Nosotros solo somos como agentes sociales los instrumentos para intentar que más allá de fríos informes que hablen de 'colas de seis horas en Ceuta', al Gobierno de España le llegue la situación extrema de personas individuales y una sociedad en su conjunto como se hacen las cosas en democracia: proclamándolo públicamente", han añadido