DISTINCIONES HONORÍFICAS

Escudos y medallas por contribuir al progreso de Ceuta y al bienestar de los caballas

Escudos y medallas por contribuir al progreso de Ceuta y al bienestar de los caballas
Los distinguidos, en la Asamblea, con Deu y Vivas.
Los distinguidos, en la Asamblea, con Deu y Vivas.  

El Salón del Trono del Palacio de la Asamblea, abarrotado pese a que solo se podía acceder con invitación, ha acogido este jueves por la tarde el acto de imposición de escudos de oro de la Ciudad a nueve personas y entidades: a la Compañía Rural de la Comandancia local de la Guardia Civil, el poeta César Brandon (ausente por enfermedad de un familiar), el farmacéutico Antonio José Ruiz y el médico Pedro Jorge Ballesteros; y de medallas de la Ciudad, en su categoría de plata, al emprendedor Pedro Serrán, el Cronista Oficial, José Luis Gómez Barceló; la Junta de Ceuta de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y, a título póstumo, a las médicas Soraya Mohamed y Manuela Gómez.

Las hermanas de las dos doctoras fallecidas las han recordado ante los reunidos como "buenas personas y excelentes profesionales" y se han congratulado porque sigan vivas en la memoria de los caballas. Vivas refrendó que "su luz sigue brillando en el corazón de quienes las conocieron".

La presidenta de la AECC de Ceuta, Ana Gil, y el doctor Ballesteros han aprovechado sus breves alocuciones de agradecimiento para reclamar también de las Administraciones el mayor de los esfuerzos para garantizar en Ceuta una atención a los pacientes oncológicos equiparable cuando menos a la de cualquier otra ciudad similar del resto de España.

Pedro Serrán Pagán, empresario "emprendedor", ha aprovechado, emocionado, para instar a los poderes públicos a perseverar en el empeño para superar la crisis y José Luis Gómez Barceló ("mi ángel de la guarda", se ha referido a él el presidente como faro imprescindible para ver la Historia de la ciudad) ha reivindicado un empujón para las políticas de Cultura con más medios humanos y materiales y más conciencia femnista en la concesión de galardones.

El farmacéutico Antonio José Ruiz y Andrés Peña, teniente de la Guardia Civil ("ejemplo permanente de humanidad y solidaridad" a ojos de Vivas), uno de los protagonistas del heroico rescate en la costa de Benzú en pleno temporal de abril que salvó la vida a varios migrantes mujeres y hombres, han cerrado la nómina de personas que han recibido las distinciones.

Vivas ha elogido para cerrar el acto, amenizado por dos profesores del Conservatorio, la "vocación" y la "pasión" que ponen, cada uno en su ámbito de actuación, todos los distinguidos con el escudo o la medalla de la Ciudad.

El Escudo de Oro es un agradecimiento a personas que institucional o profesionalmente hayan sobresalido por su “dedicación e interés demostrado en el progreso de Ceuta”; y su concesión –se trata de una reproducción del Escudo en miniatura para colocar en la solapa- “obedece al deseo de hacer constar públicamente, mediante una concesión honorífica, tales esfuerzos”. 

La Medalla de la Ciudad, se impone a personas físicas o jurídicas, así como a instituciones, corporaciones o asociaciones que se hayan distinguido “en el cumplimiento de sus fines y ellos redunden en beneficio señalado” para Ceuta; y lo que se entrega a los reconocidos de esta forma es un Escudo de la Ciudad esmaltado, abrazado por dos ramas, una de laurel y otra de roble, orlado con la leyenda ‘Noble, Leal y Fidelísima’ y con el grabado, en el reverso, del nombre del distinguido.