España y Marruecos pactan vetar la entrada de porteadores a Ceuta hasta el 12 de enero

España y Marruecos pactan vetar la entrada de porteadores a Ceuta hasta el 12 de enero
El lado marroquí de la frontera, este miércoles, a primera hora.
El lado marroquí de la frontera, este miércoles, a primera hora.  

- Las autoridades de ambos lados de la frontera han acordado no dejar a más de 400 ó 500 dedicados al transporte de bultos entrar este miércoles a la ciudad autónoma

- "Cientos" de personas han querido entrar en España a través del puente del Biutz, habilitado únicamente para la salida hacia el Reino alauita, ante el colapso total del paso oficial

- Se quiere dar cierta "normalidad" al tránsito durante las fiestas de Navidad y Reyes hasta después de la celebración en el país vecino del fin del Protectorado francés, el 11 de enero


La caótica situación de la frontera del Tarajal, con damnificados a ambos lados del paso, ha llevado a las autoridades españolas y marroquíes a tomar medidas drásticas para intentar devolver normalidad al tránsito por la misma. Ambos países han acordado no permitir este miércoles el acceso de más de 400 ó 500 porteadores caminando a la ciudad autónoma y desde este jueves hasta el martes 12 de enero la entrada a la localidad española estará vetada para las personas que se dedican únicamente al transporte de bultos.

Según han informado fuentes oficiales a Ceutaldia.com, después de que este martes la Policía y la Guardia Civil desplegasen a sus unidades especializadas en el control de masas a última hora de la mañana para evitar la reproducción de avalanchas en la frontera oficial una vez cerrado el puente del Biutz, este miércoles debía restringirse al máximo el acceso de porteadores a pie o en coche.

Las autoridades marroquíes se han encontrado con "grandes dificultades" a primera hora de la mañana para contener a quienes deseaban entrar en Ceuta, generando largas colas a ambos lados del paso, sobre todo en el país vecino. El tumulto se ha trasladado después al puente del Biutz, habilitado únicamente para la salida de porteadores hacia el Reino alauita pero por el que "cientos" de personas han intentado llegar a la ciudad autónoma, siendo contenidos por la Policía Nacional y un despliegue de las Fuerzas de Seguridad del país vecino.

El crecimiento "exponencial" del número de personas dedicadas al transporte de bultos, en muchos casos no oriundos de la provincia de Tetuán, está perjudicando no solo a los ceutíes sino también a los marroquíes que acceden a Ceuta para trabajar en distinto sectores de la economía local, como empleados domésticos o a hacer compras, así como a los comercios del país vecino que tenían en los caballas una importante fuente de ingresos.

El objetivo de la restricción total del paso de porteadores durante las fiestas de Navidad y Reyes y hasta que pase la conmemoración del fin del Protectorado francés, el 11 de enero, es dar cierta "normalidad" al tránsito por la frontera durante dos semanas.