¿Hay un exceso de TDAH en Ceuta?

¿Hay un exceso de TDAH en Ceuta?
Relaciones protocolizadas y normas claras escenario ideal para el desarrollo de personas con este trastorno
Relaciones protocolizadas y normas claras escenario ideal para el desarrollo de personas con este trastorno  

- El responsable del área de psicología en el centro de neuropsicología y aprendizaje Concentra Centro cree que en Ceuta hay más casos del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad al ser una enfermedad con un componente genético y ser el Ejército y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad un lugar ideal para que personas con este problema se desarrollen profesionalmente sin encontrar problemas


Posiblemente sí, por motivos que se expondrán a continuación. Pero tienen poco que ver con esa tendencia a creer que hay más enfermedades que en el pasado. Verdaderamente, hasta el Siglo XX, la capacidad de curar de la medicina era ínfima, por lo que es razonable pensar que el increíble avance de la medicina y de la neurociencia ha permitido crea mejores herramientas diagnósticas y, por lo tanto, se detectan más casos que en el pasado. Casos que, además, se pueden tratar y por tanto están sujetos a revisiones y seguimientos periódicos. Esto hace que estén más presentes en la conciencia sanitaria, que sean más visibles y que aumente la sensación de que hay más. Es que ahora los diagnósticos tienen nombre y están menos ocultos que antes.

Sin embargo, es posible que haya más Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDHA) en Ceuta que en otras ciudades, y esto se debe a características más propias de la población que a otros motivos.

Si bien es cierto que los datos de prevalencia de trastornos han ido subiendo como la espuma en los últimos años en todo el mundo (en veinte años se ha pasado de un 2% de TDAH en la escuela a un 15%), también es cierto que la sensación de parte de la comunidad médica y educativa de Ceuta es que posiblemente haya incluso más. No es descabellado pensar que en una clase de 30 alumnos haya en torno a 4 ó 5 con TDAH, y uno o dos más con otros trastornos.

El TDAH y el Déficit de Atención (Llamado TDA) son trastornos del neuro-desarrollo que afectan al aprendizaje y que tienen un componente genético y posiblemente hereditario. Es frecuente que cuando acude un niño a consulta, uno de sus padres al menos se identifique con su hijo, si no aparecen similitudes también con otros miembros de la familia (tíos y primos, generalmente). Estos padres tienen en común con sus hijos las dificultades educativas, cierto rechazo al colegio, la sensación de haber sido traviesos, malos y muy regañados, así como la inquietud, la necesidad de no parar (el motorcillo interno que le llaman) y la dificultad para terminar todas las múltiples actividades que empiezan. Además, una sensación de ser “algo diferente” a los demás, que suele ser algo mayor en los padres que en las madres. Además, suelen tener en común algo más, y es la profesión.

¿Y qué profesión es esa? La de militar, o en su sentido más extenso la de profesional de los cuerpos de seguridad del estado. Cualquiera que haya vivido el servicio militar obligatorio recordará las captaciones de la legión, en las que mostraban las bondades del trabajo al aire libre, la adquisición de conocimientos útiles, destrezas y oficios, y las normas claras. Este patrón común en la vida militar cubre muchas necesidades que el joven con TDAH necesita para su vida adulta; El ejército da una normativa clara en la que se incide permanentemente, una estructura de mando conocida y común, unos objetivos de trabajo diarios muy claros, estructurados y bien compensados con el trabajo al aire libre y el deporte, con una previsión de actividades y rutinas bastante anticipada y bien elaborada, y con suficientes incentivos como para no desmotivarse y bajar en rendimiento. Además, las relaciones interpersonales están muy protocolizadas. Estos factores favorecen los comportamientos adecuados y facilitan el control de impulsos, así que minimizan los errores y los problemas cotidianos.

Esto no es algo nuevo, la idea del ejército que reconduce a las personas con problemas de control de impulsos en la infancia y en la juventud es algo típico del cine, y es que en gran medida el 75% de los niños con TDAH dejarán de padecerlo en su adultez, así que superarían las pruebas médicas y psicológicas sin demasiadas complicaciones, y sin saber si su control de impulsos es propio de su desarrollo madurativo o de su profesión de militar.

Si analizamos la red, veremos que la idea de que si tienes TDAH, quizás sea bueno para ti entrar en el ejército está muy extendida. Y dado que el TDAH se hereda, quizás esto explicase por qué hay tantos casos en Ceuta.