La familia de la víctima recurrirá a la Ciudad el archivo del expediente a los policías condenados


La familia de la víctima recurrirá a la Ciudad el archivo del expediente a los policías condenados

- Ha presentado un escrito ante la Ciudad para que se les notifique como parte legitimada e interesada el sobreseimiento del expediente disciplinario abierto a los agentes

- Una vez obtenido el mismo, la representación legal de los Mizzian dará cuenta del mismo a la Audiencia Provincial y planteará un recurso contra el archivo de la causa

- Como ejemplo el abogado Lorenzo Linares pone los muchos casos de guardias civiles condenados por la Justicia sin que lleguen a ejecutarse las condenas en la vía penal, como es el caso de los agentes locales, pero a los que el Ministerio de Defensa acaba expulsando del cuerpo

El hijo de Abselam M.M., el conocido político Tarek Mizzian ha dado instrucciones a su representante legal para iniciar los trámites para recurrir en la vía administrativa el archivo del expediente sancionador abierto a los dos agentes de la Policía Local que han sido condenados por la Audiencia Provincial por agredir a su padre en 2005.

Nada se puede hacer ya en la vía judicial penal. Ahí el proceso parece finiquitado después de que a los dos agentes se les haya denegado el indulto y de que la se decidiera la suspensión de las penas de cárcel (2 años) y de la inhabilitación especial de 22 meses para el desempeño profesional, según ha explicado el abogado de Mizzian, Lorenzo Linares.

Sí cabe en cambio explorar la vía administrativa. El Gobierno de la Ciudad Autónoma decidió recientemente, una vez conocido la denegación del indulto que habían solicitado los condenados, sobreseer el expediente disciplinario abierto a los dos agentes (N.C.V. y J.G.M.). Y ahí es dónde van a plantar batalla los familiares del agredido en 2005.

“Lo que quieren es que los policías no continúen en el cuerpo”, resume su objetivo el letrado Linares. Y para ello el primer paso es solicitar como parte legitimada e interesada a la Ciudad Autónoma la notificación del decreto de sobreseimiento, aprobado por el Consejo de Gobierno el pasado lunes 4 de enero. Dado que “el conocimiento que tenemos del mismo no es formal, tan sólo a través de los medios de comunicación”, ha explicado Linares.

Los Mizzian pidieron este lunes mediante un escrito dirigido al Gobierno y presentado en el Registro General que se les notifique ese decreto. Una vez les llegue estudiarán recurrirlo y lo pondrán en conocimiento de la propia Audiencia Provincial.

En opinión de Linares, la condena dictada por la Audiencia es lo que permite a la Ciudad emprender un expediente disciplinario con visos de prosperar y la decisión del archivo es “legítima” por parte del Gobierno, pero se entiende “como una defensa a ultranza de los policías”, una postura que no comparte la familia del agredido.

Así, Linares entiende que con la sentencia condenatoria en la mano que da por probados los hechos como un exceso de la labor policial y recoge las graves secuelas que le quedaron de aquella paliza a Abselam Mizzian la Administración debería aplicar lo que marcan los reglamentos internos de la propia Policía Local y también el Estatuto Básico del Empleado Público.

Y Linares pone ejemplos, los tiene documentados, de algunos casos (9 sentencias entre los meses de mayo a noviembre de 2015) en los que agentes de la Guardia Civil han sido condenados por cometer algún delito doloso, sin que su pena supusiera la entrada en prisión o la pérdida del empleo, pero que a raíz de la misma el Ministerio de Defensa ha acabado por tramitar su separación del Instituto Armado mediante un expediente disciplinario interno. Es lo que Linares cree que procede en este caso, habida cuenta de que ambos agentes de la Policía Local cometieron, y así lo ha estipulado un Tribunal, un delito doloso. Y eso, según los códigos internos conlleva la pérdida del empleo, según entiende el abogado de los Mizzian, aunque sea en la vía de la sanción administrativa.

El agredido sufrió como consecuencia múltiples lesiones por las que permaneció 4 días hospitalizado, medio año en tratamiento y dos meses de baja. Como secuelas le quedó limitación del codo derecho en los últimos diez grados tanto en flexión como en extensión y glaucoma postraumático a controlar con tratamiento médico y facodonesis e iridodialisis postraumáticas en su ojo izquierdo.

Informes jurídicos contrarios

Aunque al anunciar el archivo del expediente disciplinario el portavoz del Ejecutivo y consejero de Gobernación y por tanto máximo responsable de la Policía Local, Jacob Hachuel, anunció que el sobreseimiento estaba basado en los informes de los técnicos jurídicos de la Ciudad, después se ha sabido que en esas consultas había discrepancias y que alguno de los consultados abogó por sancionar a los agentes.

El propio presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas, ha ratificado el archivo del expediente sancionador, considerando los hechos como ya juzgados y defendiendo la decisión adoptada por el Consejo de Gobierno. La última ocasión el pasado viernes durante el balance de su gestión cuando fue preguntado por el mensaje que se lanza al resto de empleados de la Administración Local ante una negligencia demostrada que queda sin sancionar en el régimen interno.

Ningún partido de la oposición se ha pronunciado hasta el momento sobre los hechos ni para defender a los agentes y respaldar la acción del Gobierno ni para pedir que se revise el archivo del expediente.

Fe de errores: En un principio en esta información se recogía que era el Ministerio del Interior el que instruía los expedientes sancionadores contra los Guardias Civiles condenados por la Justicia, cuando en realidad debió poner desde un inicio el Ministserio de Defensa, como pone ahora.

Lea también:

- Vivas dice que el caso de los dos policías locales "es causa juzgada" para sus Servicios Jurídicos

- Los técnicos de la Ciudad tenían opiniones divergentes sobre qué hacer con los 2 policías condenados

- La Ciudad sobresee el expediente disciplinario abierto a 2 policías locales condenados por lesiones

- Acusan a la Ciudad de prevaricar por no actuar sobre dos policías locales condenados por lesiones

- El Supremo deja en 22 meses la prohibición a dos agentes de la UIR para ejercer como policías

- Dos agentes de la UIR, condenados a dos años de cárcel por un delito de lesiones cometido en 2005