Las familias de los niños diabéticos, dispuestas a ir al Juzgado tras verse con doctor y Consejería


Las familias de los niños diabéticos, dispuestas a ir al Juzgado tras verse con doctor y Consejería


- Quedan a la espera de las resoluciones que adopten el Colegio de Médicos y la Ciudad Autónoma para "no aceptar ni dejar pasar la presunta mala praxis y/o negligencia"

- El adjudicatario del servicio sanitario del campamento, Juan Antonio Márquez, anuncia una querella contra el portavoz de los progenitores y habla de "argucia política", según los padres

Las familias de los niños que el pasado fin de semana acudieron al campamento para menores diabéticos organizado por la Consejería de Sanidad, cuyo servicio sanitario se adjudicó al doctor Juan Antonio Márquez, han dejado claro este miércoles que no descartan emprender acciones judiciales "independientemente de la demanda anunciada por el citado médico, a la que en su caso nos enfrentaremos con el orgullo de no aceptar ni dejar pasar la presunta mala praxis y/o negligencia y evitar que se vuelva a producir". De momento han quedado a expensas de las resoluciones que adopten el Colegio de Médicos y la propia Ciudad Autónoma.

Los progenitores han explicado que "gran parte de los menores está en proceso de estabilización" aunque "todavía existen casos no regulados que son nuestra principal preocupación".

Las familias se han reunido este miércoles con el equipo médico contratado por la Consejería de Sanidad y responsables de este departamento para, entre otras cosas, conocer la versión de los sanitarios. "El doctor ha utilizado una ironía inapropiada al dirigirse a los padres, lindando la falta de respeto hacia el portavoz de los mismos, empezando con 'querido papá' con una gran acentuación donde procede", han referido las familias, que le pidieron "un tono educado y adecuado" que supuestamente negó "con malas formas".

Los padres han vuelto a reiterar en el encuentro sus críticas a "la falta de calidad y cantidad así como de control de las raciones de hidratos de carbono, llegándose a la conclusión que los menús fueron configurados por la citada Coordinadora, creemos en su función de doctora, con lo que recomiendan organismos especializados, pero sin el control exhaustivo de raciones de manera individualizada".

Ello "complicaba", según las familias, "el cálculo de insulina de acción rápida, al no informar a los menores, y sobre todo en los de menos experiencia". Los padresn han recibido los controles manuales de glucosa e insulina administrada elaborados por el equipo médico en hojas de registro" en las que se han encontrado con que "el límite fijado por el doctor para administrarse insulina, en contra de los tratamientos y pautas previos, no estaba fijado en 140 mg/dl (grave) sino en una medida aún mayor".

Siempre de acuerdo con la versión de las familias, el médico dijo a un niño que se administraba insulina en todas y cada una de las comidas que "él daba las órdenes en ese momento”. El resultado de no administrarse insulina o hacerlo incorrectamente fueron "medidas que triplicaban o más a la anterior en el siguiente control, normalmente dos horas después".

El DUE: "Era su responsabilidad"

Los padres se "reafirman" en la versión de sus hijos porque "hay niños que en dos de los tres días o en todos no se han administrado la insulina de acción lenta haciendo caso a lo ordenado por el citado médico". Los que sí se la pusieron lo hicieron "contraviniendo" su pauta "contraria a las de nuestros hijos". La respuesta del DUE ha sido que dado que tenían la insulina "era su responsabilidad”.

Las familias critican que "no se efectuaron en la mayoría de niños el control más importante a las 3 de la madrugada, momento donde al estar dormido no se es consciente de una hipoglucemia, y donde más casos se producen, situación que puede llevar a un coma diabético".

El médico ha asegurado que toda la polémica es "una argucia política" y ha anunciado una demanda al portavoz del colectivo de familias, al que supuestamente el doctor había dicho el día anterior que "los niños habían robado comida y zumos y de ahí las hiperglucemias”. La Consejería, según los padres "por la tensa situación", ha querido que se firmase el acta de la cita "en blanco", algo a lo que se han negado.

Lea también:

- Sanidad recaba información sobre el campamento de diabetes y promete tomar “medidas oportunas”

Denuncian por contraproducente el desarrollo del campamento de Sanidad para niños diabéticos

- Nueve niños con diabetes aprenderán más sobre su enfermedad en un campamento de Sanidad