AUDITORÍAS

La FPAV espera poder pagar la extra a las Brigadas Verdes pese a la deuda 'heredada' de Moreno

La FPAV espera poder pagar la extra a las Brigadas Verdes pese a la deuda 'heredada' de Moreno
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El presidente de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos (FPAV), Francisco García Segado, ha asegurado este miércoles en declaraciones a Ceutaldia.com que "no debería" tener problemas para abonar completa este mes la paga extraordinaria que tienen que cobrar este mes los trabajadores de las Brigadas Verdes. Según su versión lo único que se ha pedido a la Administración es que adelante al día 20 la transferencia correspondiente.

El Convenio Colectivo establece que como gratificaciones extraordinarias los empleados deben percibir "antes de los días 15 de julio y 15 de diciembre, respectivamente", una paga "por importe de una mensualidad íntegra cada una".

La versión de García Segado contradice la inquietud que durante los últimos días se ha extendido en la plantilla con respecto al cobro de esta extraordinaria debido a la supuesta existencia de un agujero económico que se vincula con la gestión de la anterior Junta Directiva que lideraba Juan Moreno y que impediría hacer frente a esta obligación con las cantidades disponibles, ya que tampoco podría atenderse con presupuesto de 2019.

El ahora presidente se ha limitado a decir que este mismo miércoles ha hablado con un "auditor" que le ha "confirmado" que "no nos equivocábamos mucho con la deuda que pensábamos", a la que se ha negado a poner cifras (otras fuentes la sitúan por encima de 100.000 euros), aunque sí ha avanzado que "entre el 15 y el 20" espera tomar "una decisión" sobre si ponerla en manos de los Juzgados o no.

García Segado dice que ha solicitado "tanto una auditoría en Ceuta como otra fuera" sobre la gestión de la Federación en general, Brigadas Verdes incluidas. La Ciudad pagará al término de este año un total de 3,4 millones de euros a la FPAV para el sostenimiento de las Brigadas Verdes, con 154 trabajadores.

La gestión de estos equipos no ha dejado de estar bajo el ojo de la polémica debido a las reiteradas denuncias públicas, según el bando que se encuentre al timón de la FPAV (el de Moreno o el de García Segado y García Castañeda) sobre la colocación de familiares y responsables de asociaciones afines.

Con la supuesta intención de poner coto a estos desmanes, el convenio suscrito en febrero establece que "no se podrá incrementar" ni el número de efectivos (154) ni sus retribuciones con respecto a las percibidas a fecha 31 de diciembre. Las sustituciones siguen, no obstante, dando capacidad de maniobra.