CON EL BOTELLÓN HARÁ LO QUE PUEDA

El Gobierno no pondrá trabas a las barras en la calle en Nochevieja “porque generan empleo y diversión”

El Gobierno no pondrá trabas a las barras en la calle en Nochevieja “porque generan empleo y diversión”
Barra instalada en la calle durante la tarde de Nochebuena
Barra instalada en la calle durante la tarde de Nochebuena  

Jacob Hachuel ha salido al paso del "malentendido" con los hosteleros respecto a posibles trabas a la ocupación de la vía pública para la instalación de barras dirante la Nochevieja. Una actividad, ha matizado el consejero de Gobernación, “con la que estamos todos de acuerdo” y que la Ciudad “no va a coartar” porque “genera empleo, diversión y buen ambiente”.

El consejero de Gobernación, Jacob Hachuel, se reunió este pasado martes con los empresarios hosteleros de la Ciudad para aclarar “una serie de malentendidos” en torno a la ocupación de la vía pública con barras en la tarde de Nochebuena y Nochevieja, así como la ampliación de horarios de la hostelería. Dos actividades “con las que estamos todos de acuerdo” y que la Ciudad “no va a coartar” porque, explican, “genera empleo, diversión y buen ambiente”.

Hachuel ha explicado que con la colaboración de la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios, los hosteleros están ya presentando solicitudes de cara al 31 de diciembre. De momento, son cinco solicitudes de ampliación de horario y siete para ocupación de la vía pública para actividad hostelera.  Solicitudes que serán atendidas y listas “mañana o pasado como mucho”

Unas fiestas que son una realidad y que son “para disfrutar en la cale y no podemos coartarlas” pero, advirtió, deberán tener la aprobación de todas las áreas implicadas y, recuerda que, “la seguridad esdtá por encima de todo”.

Con el botellón se hará lo que se pueda

Respecto al botellón, el consejero lo ve más complicado. La Policía Local pondrá “especial atención” a esta práctica aunque, advierte, es mucho más difícil de controlar cuando se mezcla con la actividad hostelera legal. “Será difícil impedirlo completamente”, admite Hachuel.