ESTE DOMINGO, EN MOTRIL

Granada alberga el inicio de la Caravana Abriendo Fronteras, que llegará a Ceuta el miércoles

Granada alberga el inicio de la Caravana Abriendo Fronteras, que llegará a Ceuta el miércoles
Imagen de la primera jornada en Granada.
Imagen de la primera jornada en Granada.  

La Caravana Abriendo Fronteras 2019 ha echado a andar este sábado desde Granada hacia Motril, adonde llegará este domingo, en camino hacia Ceuta, ciudad en la que desembarcará el martes. "Casi 300 personas" se han sumado procedentes de "Valencia, Catalunya, Valencia, Castilla y León, Salamanca y Andalucía". La primera jornada de trabajo ha incluido "un intercambio de experiencias de acogida solidaria en la Ciudad de los Niños".

Andalucía se ha convertido en 2018 en el lugar de Europa con mayor número de llegadas de personas migrantes, casi 52.000. Esta situación ha sacado a la luz las graves deficiencias del sistema institucional de acogida en Andalucía y en el estado español. Como ha explicado la directora de Granada Acoge, Sylvia Koniecki, aunque muchas personas migrantes siguen su camino, también hay muchas que se quedan en Granada y hay que reivindicar su papel como ciudad de acogida. Koniecki ha descrito las minúsculas opciones de acogida de las personas que llegan a frontera sur. Detenidas 72 horas sin acceso a atención legal, traducción o información sobre los recursos de acogida pueden acabar en un CIE o, con mucha suerte, en un recurso de emergencia para 3 meses.

Según los promotores de la iniciativa, "después, se intenta expulsarlas o acaban en la calle, sin recursos y con la única opción de recurrir a las redes de acogida, “ciudadanía organizada”. Ha recordado también las condiciones de esclavitud con las que trabajan en el campo y la situación de menores y jóvenes sin referentes que son “obligados a sobrevivir de cualquier manera”. Igualmente, desde Amani, su coordinadora de profesorado Sabina Anna Baltruschat, ha explicado la función del centro de acogida social que gestionan para ofrecer actividades lúdicas y culturales y clases de lengua castellana. Solicitantes de asilo como el marfileño Lassina Ouattara quedan fuera del sistema de acogida tras los tres meses de emergencia y el contacto con Amani “era la única manera de obtener asistencia sanitaria y comida”.

Por su parte, la ex-concejala del Ayuntamiento de Granada, Jemina Sánchez, ha compartido su experiencia con el Protocolo de Emergencia para la Acogida ante la Llegada Colectiva de Migrantes. “Aunque el Ayuntamiento no tiene competencia en extranjería, sí la tiene en atención social”, ha reconocido. El protocolo nace como respuesta a la demanda de colectivos locales y ofrece atención primaria, sanitaria, jurídica, recursos educativos y recursos de salida. Desde CCOO, la secretaria de Empleo y Política Social, Clara Castarnado, ha abordado la dificultad de inserción laboral de las personas migrantes. “No podían demostrar estudios ni experiencia”, ha indicado. Por eso hay que buscar un itinerario de inserción socio-laboral para obtener un certificado de profesionalidad y hacer formaciones para familiarizarse con el lenguaje y el proceso de búsqueda de empleo. Es el caso de Flomou Sanyou, solicitante de asilo de Guinea Conakry quien ha compartido su experiencia.

Otro miembro de la mesa de experiencias, Assane Top Top, de la red de acogida de la comunidad senegalesa ha expuesto la responsabilidad de las comunidades migrantes locales autorganizadas siguiendo el concepto de Teranga (hospitalidad), mientras que Hatim Fezcari Azziman, coordinador del Departamento de Emancipación, de la Ciudad de los Niños, ha compartido su trabajo con niños y jóvenes para que sean autónomos en todos los ámbitos de la vida. “Tenemos una tasa de inserción del 90%”, ha indicado. “Si se invierte un poco en ellos pueden insertarse de forma muy positiva en nuestra sociedad”, ha asegurado. Además, si las administraciones “hacen cuentas”, ha ironizado, verán que “es mucho más caro mantener a una persona en la cárcel que un programa para personas que cumplen la mayoría de edad”.

Finalmente, Roxana Gutiérrez de la comunidad autorganizada de trabajadoras del hogar Nosotras, ha reivindicado la visibilización de las tareas de cuidados y del trabajo del hogar. “Trabajamos con mujeres desde el reconocimiento como trabajadoras, exigiendo al Estado que se haga cargo de este sector laboral”, ha afirmado. Por eso, reclaman la aplicación del Convenio 189 para que tras 3 años de residencia y actividad laboral sean reconocidas con inspecciones.

La jornada ha servido también para presentar a las y los testigos de la Carovane Migranti como el tunecino Imed Soltani, portavoz de “La terre pour tous” y representante de las luchas de las familias de Túnez por la búsqueda de la verdad, justicia, reparación y no repetición. También Leticia Gutiérrez de México, responsable de la coordinación de los Albergues para migrantes que ha promovido la construcción de 66 nuevos albergues; y Souad Zaidi de la ciudad de Sfax, de donde han zarpado y siguen zarpando pateras hacia Europa y madre de una persona desaparecida en su trayecto migratorio.

Por la tarde se ha realizado una manifestación desde el embarcadero de la Plaza Humilladero hasta la Fuente de las Batallas en la cual se han realizado dos acciones, la primera para recordar las personas muertas en el mediterráneo y contra el cierre de fronteras, y la segunda para denunciar las devoluciones exprés. Durante la manifestación se ha leído el manifiesto de la Caravana 2019 y se ha dado paso a la lectura de un comunicado de apoyo a la manifestación que se ha celebrado hoy en Biarritz contra la próxima cumbre del G-7 para construir “alternativas solidarias, ecológicas, feministas, decoloniales y contrarias al racismo y al imperialismo”, para acabar con los cantos de Bella Ciao y A Desalambrar.

abriendo fronteras 2