TRANSPORTE

'Hadu-Almadraba' pide a la Ciudad que aclare el régimen de la línea del Serrallo antes de volver a activarla

'Hadu-Almadraba' pide a la Ciudad que aclare el régimen de la línea del Serrallo antes de volver a activarla
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

'Hadu-Almadraba' no está dispuesta a seguir actuando "de buena fe" destinando recursos a la línea del Serrallo que no utilizó casi nadie el curso pasado. La concesionaria del servicio público ha remitido esta semana un escrito al consejero de Gobernación en el que muestra su negativa a restablecer la línea que durante el pasado año académico mantuvo operativa para conectar la barriada del Serrallo si la Administración no acepta suscribir “un nuevo contrato” para garantizar su sostenimiento.

“Entendemos que la Ciudad puede encomendarnos nuevos servicios o líneas”, apunta la misiva de la compañía, “pero bajo un nuevo contrato sujeto a la legislación vigente”. Según la empresa, “el curso pasado actuamos de buena fe, parece no comprendida, realizando un servicio que no nos competía según el actual contrato concesional pero no se nos valoró el elevado costo económico ni se solucionaron las deficiencias técnicas que ponían en peligro a viajeros y conductor”.

‘Hadu-Almadraba’ operó hasta finales de junio, cuando terminaron las clases, la línea del Serrallo que el Pleno había acordado poner en funcionamiento. La Consejería de Sanidad estableció en septiembre del año pasado un régimen de horarios adaptado a los de los centros educativos y dio cuenta del inicio de un estudio económico por el Negociado competente.

Al día siguiente, la empresa alertó de las “deficiencias técnicas” detectadas “para el cambio de sentido, parada de subida y bajada e incorporación a la carretera general” reclamando soluciones para no “poner en peligro la seguridad de viajeros y conductor”.

Según ‘Hadu-Almadraba’, se estableció prestar el servicio “únicamente en periodo escolar” con “una bajada por la mañana en horario de entrada escolar y una subida hacia la barriada  coincidiendo con el horario de salida escolar”.

La media de uso por día “fue de seis tickets, es decir, tres viajeros utilizaron al día de media un servicio “que conlleva un elevado coste al acompañar el autobús en la mayoría de las veces un inspector y que fue asumido por la empresa, que además para su realización utilizó un autobús que cubría la línea del Príncipe Alfonso, donde sí era utilizado, creándose en ella, en muchas ocasiones, deficiencias de capacidad”.

Tras el restablecimiento de la actividad lectiva “no se ha recibido orden escrita alguna de la Consejería competente sobre el inicio del servicio o línea, horarios o informe económico que implique el costo económico que la empresa asumió en el curso 2016-17 y el del nuevo 2017-18”. A juicio de ‘Hadu-Almadraba’, si es una nueva línea “su coste no debe ser repercutible por esta mercantil salvo modificación contractual” y si se trata de transporte escolar, como apuntan las estadísticas, la empresa “no tiene ni personal cualificado ni autobuses autorizados, ya que no disponen de cinturones de seguridad ni monitores o personal de acompañamiento de los niños”.