"EXPANSIÓN"

El helipuerto prevé gestionar vuelos a Melilla desde septiembre y podría convertirse en puesto fronterizo

El helipuerto prevé gestionar vuelos a Melilla desde septiembre y podría convertirse en puesto fronterizo
Álvarez Escotto, este miércoles, en el helipuerto.
Álvarez Escotto, este miércoles, en el helipuerto.  

El director del Helipuerto de Ceuta, Ibán Álvarez Escotto, que se hizo con las riendas de la infraestructura en mayo, ha asegurado este miércoles que o solo está preparada para empezar a operar, en principio "desde septiembre", vuelos regulares a Melilla como los que prevé ofertar 'Hélity' como también, si la política lo permitiese, enlaces directos a Tánger que exigirían convertirlo en "puesto fronterizo" y en equipamiento "internacional".

Álvarez ha "sondeado" las obras que haría falta acometer en ese caso pero, como no ha habido petición "formal" ni parece que la vaya a haber, pues difícilmente Marruecos va a propiciar vuelos 'internacionales' con Ceuta, no se ha ido más allá. A preguntas de los periodistas, simplemente ha aseverado que "no habría problema" pero los planes de 'Hélity' pasan por hacer escala al otro lado del Estrecho para ir al aeropuerto de la ciudad marroquí.

El ceutí llegó a su puesto actual en "un momento muy bueno", no solo por el crecimiento de las operaciones de 'Hélity', que ha cumplido poco más de un año con vuelos regulares de nuevo hacia Algeciras y Málaga, sino también con incentivos adicionales para el transporte aéreo como el incremento de las bonificaciones estatales al 75%.

El director considera que hasta septiembre no será factible evaluar con credibilidad cuánto ha dinamizado el transporte aéreo ese aumento de los descuentos para los residentes pero, entretanto, se confiesa encantado con lo que se ha encontrado en la infraestructura de AENA, que ve perfectamente capacitada para, en términos de posibilidad, incrementar de 3 a 6 su número de espacios de estacionamiento de aeronaves.

De "magnífico" ha tildado el nivel de colaboración con la Guardia Civil, que tras el último salto masivo ha convertido Ceuta en base "fija" de un helicóptero con cámaras nocturnas y térmicas para controlar la presión migratoria, o con el INGESA, que tiene en licitación un nuevo contrato de evacuaciones aéreas de pacientes en caso de emergencia. Además, "cada semana", se gestionan vuelos chárter desde la ciudad.