La Ley Antitabaco provoca un cruce de denuncias entre el pub Sala Divine y una fumadora


La Ley Antitabaco provoca un cruce de denuncias entre el pub Sala Divine y una fumadora

-El propietario llamó a la Policía Nacional ante la negativa de la clienta de apagar el cigarrillo en reiteradas ocasiones o salir fuera del local a fumar

-La fumadora ha denunciado al propietario del pub por homófobo y racista al impedirle la entrada al local

-Incluye video

Ramón Luis Llorente, Monchi DJ, propietario del pub Divine en el Poblado Marinero se llevó un bofetón el pasado viernes de madrugada. La culpa es de la Ley antitabaco, del alcohol, de la noche... El incidente ha terminado en el juzgado en un cruce de acusaciones y denuncias. No es el primer incidente que tiene en su origen la prohibición de fumar en el interior de los locales de ocio, el pasado mes de enero un policía local terminó pegando tiros al aire y el desencadenante era el mismo, la prohibición de fumar sin salir a la calle.

Son los riesgos que asumen los hosteleros por cumplir con la Ley y hacer cumplirla. Monchi DJ lleva en su teléfono móvil un recordatorio sacado de Internet de qué es lo que debe hacer como hostelero ante la nueva Ley antitabaco.

“Los hosteleros son los máximos responsables de hacer cumplir la Ley antitabaco y no deben permitir fumar en sus bares o restaurantes mediante carteles informativos”, lee. “Yo tengo carteles en el local. Cumplo”, explica.

“Si a pesar de esos carteles de prohibición, un cliente enciende un cigarrillo, los responsables del local han de avisar al fumador para que apague su cigarrillo o se marche del local”, continua leyendo. “Y eso fue lo que hice”, explica.

Al parecer, según la versión ofrcida por Monchi DJ, la persona a la que ha denunciado acudía al local de forma reiterada y se encendía los cigarrillos dentro, el personal del pub le advertía cada semana para que o apagara el cigarrillo o saliera fuera a fumar y siempre acaba la situación provocando cierto roce y malestar. El otro sábado la actitud de la fumadora llegó al límite y el personal avisó a Monchi DJ para que acudiera en persona a solucionar el problema.

Le invitó a que apagara el cigarrillo o a que saliera fuera a fumar. “Me contestó con muy malos modos ¡quién coño te crees que eres? Ante eso hice lo que me manda la Ley”, explica Monchi DJ.

“Si el fumador hace caso omiso, el restaurador ha de denunciarlo a la policía, ya que si es otro cliente que lo hace, podría sancionar a los dueños del local por incumplimiento de la Ley”, vuelve a leer de su teléfono.

Monchi llamó a la Policía Nacional e interpuso la denuncia contra la fumadora por no cumplir la Ley Antitabaco, en lo que puede que sea la primera denuncia por este motivo registrada en Ceuta. Pero entre medias, Monchi se llevó un bofetón de la fumadora en esa discusión subida de tono y un empujón de su acompañante. Agresión, que Monchi ha sumado a su denuncia.

Una vez fuera del local, la fumadora sigue alterada, hablando en un tono enérgico, subido y ciertamente provocador, como se puede ver en un vídeo que le graba un cliente en el que lo que se puede entender es más o menos así:

Fumadora : ¡Tú a José no lo tocas!

Portero: ¿Tú pa qué te metes?

Fumadora: Porque yo no iba a dejar que a José lo tocara y el José dice lo mismo ‘¡tú a ella ni se te ocurra tocarla!’ y viene el ¨Monchi y me tira. ¡Pos los cojones! ¡El moro de mierda ese! Pues ahora que se aguante y pague. Y ahora yo me arrasco el chocho y me tiene que pagar. Yo no trabajo, ¿para qué voy a trabajar?

Al día siguiente, el sábado por la mañana, Monchi Dj acudió al juzgado con su abogado con la intención de dejar el asunto en nada. De retirar la denuncia si la fumadora se disculpaba por su actitud, según ha explicado Monchi y según corrobora el abogado cuya recomendación fue esa.

Pero eso no fue posible, la fumadora denunció a Monchi DJ por homófobo (su acompañante el que le pega la bofetada es transexual) y por racista, la fumadora es de nacionalidad colombiana. En su denuncia alegan que se les impide el acceso al local por su condición de colombiana y de transexual, respectivamente.

La acusación la niega Monchi DJ de forma contudente. “Yo tengo contratado personal musulmán, hindú... Mi abogado mismo es hindú. En mi plantilla hay personas de tendencias homosexuales. Nunca nos ha importado nada de eso, ni para entrar al local ni para trabajar. Pero esta persona es reincidente, todas las semanas genera problemas en mi local y en otros del poblado que tampoco la dejan entrar. Respecto a su acompañante jamás imaginé que fuera transexual, me enteré en el juzgado”, afirma Monchi DJ.

Ahora ambas partes tienen a la vista un juicio de faltas. Ceutaldia.com ha intentado sin éxito ponerse en contacto con la representación legal de la fumadora, sin éxito.


Videos

{wmv}videodivine{/wmv}

{mov}videodivine{/mov}