8-M

"El machismo más rancio y destructivo, asesino, que todos creíamos enterrado, ha resucitado"

"El machismo más rancio y destructivo, asesino, que todos creíamos enterrado, ha resucitado"
Imagen de la manifestación de este domingo.
Imagen de la manifestación de este domingo.  

Cerca de 300 personas han secundado a última hora de la tarde de este domingo, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la manifestación que ha recorrido el centro de la ciudad desde la Plaza de la Constitución hasta la de los Reyes con el propósito de "subvertir el orden del mundo y el discurso patriarcal, racista y neoliberal".

La movilización ha denunciado que el contexto que la enmarca es "mucho más adverso" porque "la extrema derecha ha irrumpido con estruendo en la vida pública presentándose como un enemigo acérrimo del feminismo, cuestionando todos los avances logrados en materia de igualdad, combatiendo a sus organizaciones y activistas, y mostrándose sumamente beligerante contra todo lo que ellos entienden que empodera a la mujer".

"El machismo más rancio y destructivo, asesino, que todos y todas creíamos enterrado ha resucitado, arrastrando tras de sí a los partidos políticos y corrientes de opinión más conservadoras del país", ha denunciado el manifiesto que se ha leído ante la Delegación del Gobierno, donde también se ha repudiado el "acoso" de "la extrema derecha a "la Plataforma Feminista de Ceuta".

"Desde hace mas de un año aguantamos ataques directos a nuestras ideas, acciones y compañeras orquestados desde algunos grupos sociales que tienen como fin acabar con el feminismo y desprestigiarlo: vienen disfrazados de igualdad, pero, que no nos engañen, es la rancia extrema derecha que quiere arrebatarnos lo que tantos siglos nos ha costado conseguir", han alertado las mujeres que han intervenido ante las personas movilizadas.

Tal y como han hecho hincapié, "el feminismo es esa igualdad legal, real y efectiva, la democracia llevada a sus últimas consecuencias" y el 8 de marzo "no es un día de fiesta, sino día de lucha y reivindicación, un día para hacer saber al mundo y a la clase política española y ceutí que una sociedad igualitaria y feminista es ¡necesaria y posible".

La convocatoria ha remarcado también que las mujeres "siguen marcadas por las desigualdades, por las violencias machistas, por la precariedad, por procesos de exclusión derivados de nuestros empleos, por la expulsión de nuestras viviendas, por el racismo y la no corresponsabilidad de algunos hombres ni del Estado en los trabajos de cuidados".

"Defendemos una forma de convivir y lo queremos hacer todas, unidas, fortaleciendo nuestras alianzas con otros movimientos sociales, que buscan una realidad dignificada: así nos enfrentamos a quienes hacen su política desde la mentira y el desprecio a las mujeres, y hacia los colectivos más desfavorecidos de la ciudad desde el miedo, la victimización y el resentimiento", ha añadido la moviización, que ha concluido subrayando que "hombres y mujeres unidas para luchar por una sociedad feminista somos imparables y acabaremos con este sistema machista y patriarcal". Por eso han hecho un llamamiento "a la sororidad, al compañerismo y a la unidad frente al fascismo que ataca a las mujeres valientes y a los hombres valientes por nuestras ideas de progreso e igualdad".

"El machismo más rancio y destructivo, asesino, que todos creíamos enterrado, ha resucitado"