INTERVENCIÓN SOCIAL Y POLICIAL

Más coordinación para atender a unos menores "víctimas", lección del Seminario internacional sobre MENA

Más coordinación para atender a unos menores "víctimas", lección del Seminario internacional sobre MENA
Imagen del Seminario internacional desarrollado en la Biblioteca.
Imagen del Seminario internacional desarrollado en la Biblioteca.  

Para “cambiar la perspectiva de no ver a los menores solo como delincuentes sino también como víctimas” y para “reconocer la necesidad de mejorar la coordinación entre fuerzas policiales y Servicios Sociales”. Para eso ha servido, entre otras cosas, el Seminario internacional de cooperación policial y social en materia de Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) que ha reunido durante dos días en la Biblioteca Pública a representantes de las Fuerzas de Seguridad, de los Servicios Sociales, el Defensor del Pueblo y la Justicia (en concreto de la Fiscalía).

La criminóloga Elisa García-España (directora del Observatorio Criminológico del Sistema Penal ante la Inmigración -OCSPI- y del Proyecto de Prevención de la Delincuencia de MENA en las calles de Ceuta), impulsora de la cita, ha valorado como “un éxito” el desarrollo y resultado de la iniciativa. Maria Von Bredow, experta en derechos de la infancia y tráfico y trata de niños o jóvenes de la coordinación nacional sueca contra el tráfico y trata de personas de la Agencia Estatal de Igualdad, ha coincidido en felicitarse por la oportunidad brindada de “intercambiar experiencias y aprender mutuamente”.

García-España ha puesto de relieve que “todos nos vamos contentos porque hemos conseguido lo que pretendíamos, que era un encuentro intersectorial, de las Fuerzas de Seguridad con agentes y Servicios Sociales, y otro internacional para sacar de Ceuta este tema: no es un problema local, lo es de toda Europa, que no sabe qué hacer con estos chicos y existe muy poca coordinación entre administraciones y países”.

El Seminario ha dado pie a un fructífero intercambio de “experiencias” sobre la gestión del fenómeno de los MENA en Ceuta y en Suecia en general y Estocolmo en particular, pues no todo el país es igual y mientras que en la capital “la Policía, un solo Cuerpo de Seguridad, trabaja de forma muy estrecha con Servicios Sociales, en otras ciudades no es lo mismo”.

"Hemos conseguido lo que pretendíamos: un encuentro intersectorial e internacional para sacar de Ceuta este tema: no es un problema local sino de toda Europa, que no sabe qué hacer con estos chicos y existe muy poca coordinación entre administraciones y países”

Según García-España, la comitiva escandinava, formada por Von Bredow, Christian Frödén (jefe de Grupo de la Policía en Estocolmo) e Isabelle Ravelius (trabajadora social), no pasó por Ceuta “para contarnos solo lo bien que hacen algunas cosas sino también para exponer aquellas por las que la ONU les ha hecho sugerencias” en un afán sincero de aprendizaje “mutuo” al que se espera dar continuidad incluso con otros países y agencias de la UE.

"Visión de protección del menor"

La criminóloga se ha congratulado especialmente por haber podido reunir a agentes y mandos de los tres Cuerpos de Seguridad que intervienen de una u otra forma con los MENA  en un foro “que incorporase la visión de la protección del menor”. Los expertos suecos han espuesto las trayectorias por el continente que “en medio de una gran vulnerabilidad y desprotección atraviesan toda Europa”.

En Suecia sí se pueda sacar de la calle a jóvenes con graves problemas de adicciones y en España sea imposible salvo si delinquen o tienen enfermedad mental

Desde el punto de vista de Ceuta, la promotora del encuentro con el respaldo de la Consejería de Sanidad tildó de “muy positiva e interesante” la oportunidad de escuchar de primera mano “cómo afronta la Policía Local; la Nacional desde sus dos vertientes, de Extranjería y de la UCRIF; y la Guardia Civil, con todas sus competencias de fronteras, el reto de proteger a los menores aquí”.

El Gobierno ceutí, que desplazó a sus consejeras de Sanidad y Presidencia, Adela Nieto y Mabel Deu, y al titular de Gobernación, Jacob Hachuel, tanto a la inauguración como a la clausura, y el resto de agentes involucrados han agradecido la ocasión para “hablar con facilidad del tema” y para abrir reflexiones como la que aborda el que en Suecia sí se pueda sacar de la calle a jóvenes con graves problemas de adicciones y en España sea imposible salvo si delinquen o tienen enfermedad mental.