V MARCHA POR LA DIGNIDAD

Medio millar de personas siguen pidiendo justicia para los 15 muertos del Tarajal 4 años después

Medio millar de personas siguen pidiendo justicia para los 15 muertos del Tarajal 4 años después

Ninguna utopía nos debería ser ajena. Más aún si la realidad a la que se contrapone para cambiarla es una realidad de muertes crueles y cruentas, injustas como todas, muertes de personas que se ahogan entre pelotas de goma con todo el peso de sus sueños. Sueños de progreso individual que ya nunca serán y cuya pérdida es también la muerte un poco del progreso de la humanidad. Para recordar a los 15 muertos el 6 de febrero de 2014 en la playa del Tarajal diversas organizaciones han vuelto a recorrer Ceuta desde los Jardines de la Argentina hasta el arenal fronterizo en el que una valla coronada con cuchillas separa la realidad de la utopía y en cuyas aguas murieron ahogados entre pelotazos 15 migrantes la madrugada de aquel fatídico 6 de febrero. Medio millar de personas en Ceuta no fueron ajenas este sábado a esa utopía que reclama un mundo mejor sin fronteras que maten vidas y sueños.

La marcha transcurrió sin incidentes y a paso muy lento, como recreándose en el pequeño triunfo obtenido en las salas de Justicia sobre quienes pretendían desde su autoridad ¿competente? orillar a la acera a quienes se empeñan en no ser ajenos al sufrimiento de todo un mundo, el tercero, y la injusticia mortal con el que les recibe otro mundo, el primero. Así ocupando toda la calzada tardaron más de las dos horas previstas en alcanzar la playa del Tarajal entre gritos de “No se ahogaron los asesinaron”, “ninguna persona es ilegal, las devoluciones en caliente sí lo son” o “ahí enfrente murió mucha gente”. Con buen ánimo y disfrutando de la vista de un mar azul y soleado que en nada recordaba a aquel otro negro y humeante en la noche del 6 de febrero de 2014.

Al llegar a la playa, la misma a la que nunca llegaron Yves, Samba, Daouda, Armand, Luc, Roger Chimie, Larios, Youssouf, Ousmane, Keita, Jeannot, Oumarou, Blaise, otro más del que se desconoce el nombre y todos aquellos cuyos nombres, e incluso muertes, se ignoran, las organizaciones han leído un manifiesto en contra de la “Europa fortaleza” ante cuyas puertas “siguen muriendo” quienes persiguen sus sueños y es causa de “vergüenza”.

Han colocado una placa en memoria de las víctimas de aquel 6 de febrero ante la valla y les han colocado otros 15 claveles, uno por ahogado.

La V Marcha por la Dignidad ha servido un año más para que se alcen diversas voces para reclamar la justicia que se sigue negando para los que perecieron aquel día de 2014 en la playa. Así lo ha explicitado la representante de Podemos Ione Belarra:

“Un año más, es el tercero en el que participo en esta marcha por la dignidad exigiendo justicia para las víctimas del Tarajal, y otro año más tenemos que estar aquí porque no se ha hecho justicia con las víctimas del Tarajal, especialmente cuando sabemos que se ha vuelto a archivar el caso aunque la acusación ha dicho ya que lo va a recurrir porque a todas luces este caso necesita de justicia por la vía de los tribunales. Pero también de justicia social. Nosotros pensamos que el Ministerio del interior tiene que pedir perdón, facilitar que se haga justicia y que los familiares de las víctimas puedan venir a España; puedan saber si las personas que están aquí enterradas son sus hijos. Y que se haga justicia en la medida que estas familias lo necesitan, ya sea recoger un puñado de arena de la playa del tarajal para llevársela a sus casas y recordar a sus hijos o lo que necesiten estas familias para reparar un daño que de ninguna manera podemos nosotros imaginar”.

Tras la lectura del manifiesto que se puede ver en el vídeo que acompaña esta información y en el que no se han dejado de lado las reivindicaciones para que paren las devoluciones en caliente y se respeten los derechos humanos y los que tienen como refugiados o exiliados las personas que llegan a las fronteras de Europa, uno de los migrantes del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta ha leído un breve comunicado en representación del colectivo:

“Es un momento muy intenso que nos lleva a recordar muchas situaciones vividas. Situaciones cargadas de esperanza, superación, sufrimiento y hasta muerte. Todo por el simple hecho de querer alcanzar una vida mejor, una vida con dignidad ya que en nuestros países no es posible. Queremos hacer presente hoy, aquí, a todos nuestros hermanas y hermanos que han perdido su vida en cualquier frontera intentando conseguir su sueño. Su presencia nos anima a seguir uniéndonos cada vez más fuerte para que en las fronteras se reconozca y se respete la vida de las personas inmigrantes y refugiadas y se cumplan los Derechos Humanos porque todos somos personas. Queremos agradecer a los que estáis aquí vuestro apoyo en la lucha por la igualdad y el reconocimiento por nuestros derechos y os animamos a seguir alzando la voz por unas leyes más justas que reconozcan que todas las personas somos iguales en derecho y dignidad”.

Tras la marcha en la que este colectivo ha vuelto a sentir el calor de quienes sí creen que es necesario cambios que humanicen el trato hacia los migrantes que llegan a Europa y los dignifique, volverá el frío helador, del resto del año, el frío hipotérmico en el que seguirán muriendo muchos que seguirán intentando alcanzar sus sueños a bordo de pateras cruzando el Mediterráneo de sur a norte en busca de su propia utopía individual. El frío de la justicia en donde se seguirá librando la batalla por esclarecer si hubo responsabilidades de alguien en la muerte de aquellos 15 jóvenes aquel 6 de febrero de 2014 y el frío de los muchos que seguirán siendo ajenos por completo a esta utopía.