8M

Miaja reconoce que ha dejado en suspenso talleres en los colegios gracias a los que afloraron casos de violencia

Miaja reconoce que ha dejado en suspenso talleres en los colegios gracias a los que afloraron casos de violencia
María Miaja este viernes en la Biblioteca de la antigua Uned.
María Miaja este viernes en la Biblioteca de la antigua Uned.  

María Miaja lleva en la diana, quizás toda su vida, pero en los últimos meses con especial intensidad, desde que VOX pusiera precio a su apoyo a los Presupuestos Generales de la Ciudad en la eliminación, entre otras, de la subvención que recibía de las arcas municipales su asociación, Mujeres Progresistas. Como para compensar o porque a veces el karma es así, este jueves fue reconocida por su labor como premio María de Eza, el que premia a la mujer del año. Toda una contradicción que el mismo ejercicio en el que por cálculos políticos se le retira la subvención cortando de raíz su trabajo, esa misma labor sea reconocida desde fuentes institucionales, el jurado rara vez acaba dando el premio a otra candidata que no sea la que apoya el Gobierno. Ella ha aprovechado la víspera de este 8M dominical para explicarse, lo que tenía claro que no iba a hacer durante su discurso, porque “soy muy, muy educada y no era el momento para decir absolutamente nada. Yo he acudido a recogerlo, me lo han entregado y estoy muy agradecida a la persona que me propuso y al jurado que me lo concedió”, despeja con una tranquilidad y un aplomo insultante. Pero el panorama que describe no es bonito, entre otras razones, porque su labor, la de Mujeres Progresistas, en los centros escolares ha quedado en suspenso sin la subvención y en suspenso quedan también no sólo la sensibilización que realizaban sino también el afloramiento de casos de acoso escolar y violencia de género entre adolescentes con ejemplos que omite por si incluso en el anonimato y sin dar demasiados detalles la adolescente pudiera sentirse identificada y violentada. Así es ella y así es Mujeres Progresistas, “muy respetuosas”.

“Nuestro trabajo eran en los 6 institutos de Ceuta, de primero a cuarto, y a los primeros de bachillerato. Y lo que le dábamos era: violencia escolar, acoso escolar, igualdad, micromachismos y violencia de género, que eso lo dábamos a cuarto de la ESO y primero de Bachillerato. Eso hemos tenido que cortarlo totalmente. Yo tengo 78 años, no me importa decirlo, y yo sola no puedo continuar con eso. Yo tenía dos personas contratadas, esas personas había días que tenían hasta 3 talleres en Ceuta porque además de esos 6 institutos nosotras damos talleres al Centro de Menores Mediterráneo, al CETI, en la prisión, que no es que llevemos 2 días, llevamos 9 años. Antes dábamos una semana dos días y otra uno, la segunda de la semana la daba yo que doy empoderamiento, relajación y autoestima. En el centro asesor de la mujer hicimos dos talleres el año pasado. A otras asociaciones que nos han pedido, en los coles a sexto de primaria… Todo en el aire. A primeros de enero tuve que mandar una carta a los institutos, a los directores y las encargadas de igualdad y decirles que no podíamos seguir con los talleres. La verdad es que nos dijeron que lo sentían muchísimo, que trabajaban muy a gusto con nosotras. Nosotras hemos sido siempre muy respetuosas con todo y Mujeres Progresistas no pretende ser superior al hombre, jamás, lo único que pretendemos es la igualdad real y efectiva de mujeres y hombres y eso se puede conseguir con la sensibilización, no hay otra cosa que hacer. Hemos dado talleres a asociaciones de padres, ahora vengo del Reina Sofía de dar dos talleres a sexto de Primaria sobre igualdad y les he puesto un comic explicando la igualdad. Es decir, no somos agresivas en absoluto, pero no sé lo que piensan de nosotras ni porqué nos atacan de ese modo. Nos llaman chiringuito, yo para mí un chiringuito es otra cosa”, ha explicado Miaja.

Talleres y charlas de sensibilización que como ella reconoce han servido para aflorar casos reales que estaban sufriendo alumnas de esos centros escolares públicos, porque como ella misma señala “aumentan los comportamientos violentos en los jóvenes”.

Ahora esa labor, gracias a VOX y al PP, ya no se hace. “No me quiero sentir tan importante, no quiero que piensen que somos únicas, pero no hay alternativa”, ha señalado Miaja. “Sí, la Policía Nacional da sus talleres, pero los dan de un modo diferente. Los nuestros son sensibilización y hacer comprender a la juventud que si el chico que está saliendo contigo te quita el teléfono y te quiere mirar los mensajes que tú tienes en ese teléfono está cometiendo un acto contra tu libertad y aunque sea un acto, quizás, para ellos pequeño, está coartando mi libertad y lo que coarte mi libertad es un acto de violencia de género. Un acto de violencia de género no es sólo matar o darle una paliza a una mujer. Hay violencia de económica que la sufren montones de mujeres. Hay violencia sexual porque hay muchísimas mujeres que desconocen que si tu marido te obliga a tener sexo con él es una violencia sexual. Nosotras no adoctrinamos, sensibilizamos, adoctrinar es otra cosa”, ha repasado Miaja.

Todo un contenido de talleres dirigidos a escolares que para VOX supone adoctrinamiento en lo que consideran “ideología de género” y que creen es dañina para el desarrollo social, tanto que talleres como los que impartía Mujeres Progresistas son los que ridiculizan con caricaturas de su contenido en declaraciones públicas para justificar la aplicación del denominado pin parental o veto.  A partir de ahí que cada uno se pregunte lo que quiera.

Miaja ha tenido este viernes incluso para contestar a una de las caras más visibles de VOX en toda España, Rocío Monasterio, que este jueves afirmó que la brecha salarial entre mujeres y hombres es “un mito de la izquierda, no existe. Ninguna mujer cobra menos que un hombre por ser mujer”. “Que se lo pregunte a las mujeres que cobran menos que los hombres haciendo el mismo trabajo. Hay un estudio muy claro que te dice que la mujer trabaja desde el 6 de noviembre hasta el 31 de diciembre gratis. El techo de cristal, ¿cuántas mujeres hay al frente de consejos de administración?¿cuántas mujeres hay de directoras en los institutos en Ceuta? Ninguna. De colegios sí, pero de institutos no. ¿La violencia de género no existe? Llevamos 15 mujeres, porque ayer mataron a otra, 15 asesinadas en lo que va de año, 2 meses y 6 días”, ha explicado Miaja.

Miaja reconoce que ha dejado en suspenso talleres en los colegios gracias a los que afloraron casos de violencia