ASAMBLEA EXTRAORDINARIA

Cuarenta y dos asociaciones vecinales se rebelan contra la directiva de la FPAV

Cuarenta y dos asociaciones vecinales se rebelan contra la directiva de la FPAV
Pepe Ramos (izquierda) y Juan Moreno (derecha) durante las elecciones a la FPAV de junio de 2016.
Pepe Ramos (izquierda) y Juan Moreno (derecha) durante las elecciones a la FPAV de junio de 2016.  

La Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos vive tiempos revueltos. Los enfrentamientos y discusiones han sido la tónica en los últimos años y el último capítulo parece abocar a la directiva a una convocatoria de Asamblea Extraordinaria. Así lo han exigido cuarenta y dos asociaciones vecinales en lo que parece un motín.

Las 42 asociaciones amotinadas explican una iniciativa necesaria “ante la precaria situación que venimos atravesado en el movimiento vecinal, por una nefasta gestión realizada por la actual junta directiva de la F.P.AA.VV”.

 La junta directiva, que preside Juan Moreno, reelegido en junio de 2016, tiene ahora un plazo de quince días naturales para su convocatoria, cuyos motivos concretos no precisan pero prometen detallar “en breves fechas”, denuncian las asociaciones amotinadas. Una iniciativaz quer, acusan, ha tenido sus consecuencias en forma de “coacciones” y llamadas telefónicas a algunos de los presidentes firmantes de la solicitud de asamblea extraordinaria.

Pepe Ramos y García Castañeda

Un "motín" que, a juzgar por los remitentes, tienen ya dos líderes naturales, ambos con pasado en la presidencia de la Federación vecinal y uno de ellos con vinculación directa con la Ciudad: Pepe Ramos y el gerente de Obimace,  Gregorio García Castañeda, desde cuyas direcciones de correo electrónico se ha enviado el comunicado en el que se reclama la convocatoria de asamblea extraordinaria.

De no convocar la Asamblea General Extraordinaria, avisan, “seremos nosotros los que procederemos en consecuencia a realizar las acciones legales oportunas contra la junta directiva de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos”.