PRESIÓN MIGRATORIA

El número de acogidos en el CETI durante 2018 volvió a niveles de 2013 con menos de 2.000 entradas

El número de acogidos en el CETI durante 2018 volvió a niveles de 2013 con menos de 2.000 entradas
Número de migrantes acogidos en el CETI por meses durante el año pasado.
Número de migrantes acogidos en el CETI por meses durante el año pasado.  

El repunte de la migración marroquí hacia Europa y la utilización de Ceuta como punto de partida de embarcaciones con indocumentados del país vecino que intentan llegar a Andalucía irregularmente ha distosionado la realidad de la presión migratoria sobre la ciudad autónoma. En las cifras de interceptados de Interior en Ceuta se refleja un crecimiento pero el número de extranjeros que entraron en el CETI durante 2018 fue de 'solo' 1.977, un nivel dsconocido desde 2013 (1.930).

Tanto en 2016 como en 2017 se superaron los 3.000 foráneos albergados en El Jaral tras acceder irregularmente a la ciudad. Además, el año pasado casi un tercio de los recibidos entró en la ciudad en un solo día, el del salto que permitió, en julio, el acceso a territorio español de 602 migrantes de origen subsahariano.

El CETI recibió durante los doce meses pasados a 965 nacionales de países del África Subsahariana, a 926 argelinos y a 86 de otras nacionalidades. Enero, con 60 acogidos subsaharianos en el CETI, fue el mes con más presión migratoria exitosa sobre Ceuta del año pasado si se exceptúa julio y en diciembre únicamente accedieron a Ceuta cuatro.

El número no pasó de 23 ni en noviembre ni en octubre y se quedó en 14 en septiembre después de que en agosto, cuando se devolvió a 113 de forma exprés, se limitó a 41.

El caso de la presión migratoria argelina es diametralmente opuesto. Tras Guinea Conakry (5.325), ese país del Magreb es el que ha traído más nacionales al CETI durante la última década (3.451) pero jamás cerca del millar, como el año pasado. Su número no ha dejado de aumentar desde 2011, cuando fueron 114 los argelinos que llegaron al equpamiento público de acogida. Al ejercicio siguiente lo hicieron 199 y al otro, en 2013, 427. En 2014 la cifra aumentó a 444 y el año siguiente medró hasta 549, 587 en 2016 y 654 en 2017.

Por meses, tanto en octubre como en noviembre del año pasado entraron en Ceuta y después en el CETI 128 y 116 argelinos, respectivamente.

El CETI ha iniciado este 2019 tras la salida, el viernes pasado, de 38 personas, con sl 510 internos, por debajo de su capacidad máxima operativa por primera vez en "mucho tiempo", según han reconocido las fuentes consultadas de la Delegación del Gobierno.