Pérez ofrece "diálogo y exigencia" a patronal y Administración al tomar el timón de una UGT dividida


Pérez ofrece "diálogo y exigencia" a patronal y Administración al tomar el timón de una UGT dividida

- El nuevo secretario general del sindicato y su Comisión Ejecutiva obtienen el respaldo del 55% de los delegados y 27 votos en blanco, más de los que aportaban los críticos de FETE

- La vicesecretaria general de la central, Cristina Antoñanzas, insta a sus compañeros de la ciudad autónoma a trabajar "juntos" y con "transparencia" para "recuperar la credibilidad perdida"

El XI Congreso de la UGT de Ceuta ha terminado este jueves pasadas las 21.00 horas al son de La Internacional ("agrupémonos todos...") pero lejos de su letra. El nuevo secretario general, Juan Carlos Pérez, y su Comisión Ejecutiva han obtenido el 55% de los votos emitidos por los delegados (43) y otros 27 (más de los que aportaban los críticos de FETE, 22) se han pronunciado en blanco.

En su primera alocución como nuevo líder, Pérez ha agradecido a todos su participación y ha tendido la mano para trabajar con el mismo horizonte sobre dos principios: "diálogo y exigencia" a patronal e instituciones para "restablecer el equilibrio en las negociaciones y recuperar los derechos perdidos por los trabajadores".

A escala local el ugetista ha anunciado que impulsará una nueva mesa de negociación donde todos los agentes sociales, económicos y políticos puedan "consensuar soluciones reales para los problemas, no simples promesas", con el fin de atajar la "inaceptable" ratio de desempleo local y "conseguir que el sector privado sea el motor del empleo en Ceuta, no los Planes de Empleo y las Administraciones Públicas".

Mirando hacia dentro y a corto plazo el también secretario general de la Federación de Servicios Públicos ha asegurado que "la unificación de federaciones no tiene por qué ser traumática". Pérez tiene al adversario (Lobato ha dado carrete a puerta cerrada a supuestas presiones para impedir una candidatura alterantiva liderada por Victoria Carrero) llamando a las puertas de casa: la suya es precisamente la que se reunirá con FETE en una sola, juntas más de 2.000 afiliados, más de la mitad de toda la central, y el cómo se dirima ese proceso dependerá, en buena medida, de qué peso se dé a los de cada una y de cómo se valore que estén en paro o trabajando en otros ámbitos o no.

Eso se supone que lo dirá la Ejecutiva Confederal, en cuya representación ha venido a la ciudad la riojana Cristina Antoñanas, vicesecretaria general a nivel estatal, que ha reclamado a sus compañeros de Ceuta altura de miras para trabajar "juntos" y "con transparencia" con el objetivo último de "recuperar la credibilidad perdida".

"El sindicato va a pasar de tener seis a tres federaciones fuertemente sectorializadas y vamos a ser escrupulosos con los aprobado en el Congreso Confederal para estar aún más cerca de los trabajadores", ha advertido la dirigente nacional, que estima que "si no se forma un Gobierno de izquierdas será una oportunidad perdida".

Según Antoñanzas el 20 de diciembre los españoles votaron "cambio" y a los políticos les toca "ponerse de acuerdo para derogar la reforma laboral, por ejemplo, la ley más dañina que ha conocido la clase trabajadora". "No debemos agachar la cabeza sino mirar hacia fuera porque ahí es donde está lo importante", ha concluido.

La Ejecutiva liderada por Pérez está formada también por Yolanda Aparicio (vicesecretaria general); Miguel Ángel Escobedo (secretario de Organización); María José Gil (tesorera); Eloy Verduro (Acción Sindical); María Antonia EScobar (Mujer e Igualdad); y Francisco Javier Chamorro (Formación).