784 INTERCEPTADOS EN 10 MESES

La presión migratoria marroquí a través de la ciudad ha aumentado más de un 60% este año

La presión migratoria marroquí a través de la ciudad ha aumentado más de un 60% este año
Imagen de una embarcación con migrantes indocumentados marroquíes interceptada por la Guardia Civil.
Imagen de una embarcación con migrantes indocumentados marroquíes interceptada por la Guardia Civil.  

El número de marroquíes indocumentados interceptados por unidades de la Guardia Civil de Ceuta en la ciudad autónoma o aguas cercanas intentando llegar a la península ha aumentado más de 60% este año. Ese es el porcentaje que ya ha crecido el volumen de súbditos del Reino alauta detenidos entre enero y noviembre (784) con respecto a todo 2017 (488) pese a que todavía faltan dos meses de este ejercicio, según han precisdo fuentes de la Delegación del Gobierno.

Entre enero y diciembre de 2017 la Benemérita localizó en situación irregular en el mar a 65 nacionales del Reino alauita pero el volumen acumulado hasta esta semana en el mismo medio casi multiplica esa cifra por tres y se dispara hasta 167. La ciudad se ha convertido no ya en un punto de destino de migrantes sino de partida de embarcaciones hacia la costa andaluza.

En la ciudad, sobre todoen las escolleras y el Puerto, durante todo el año pasado el Instituto Armado sorprendió a 423 personas súbditas del país vecino, cifra que ha medrado hasta 617 desde el 1 de enero hasta finales de octubre.

En conjunto, por tanto, mientras que en 2017 se arrestó a 488 marroquíes para ponerlos a disposición de la Policía Nacional como paso previo a su devolución a través de la frontera del Tarajal, en lo que va de año se ha hecho lo mismo con 788, un 60% más a falta de computar los datos de noviembre y diciembre.

En todo el país, hasta mediados de septiembre habían llegado a las costas españolas 33.215 inmigrantes irregulares y fuentes del Ministerio del Interior han cifrado el número de marroquíes en 6.433

Según la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), el año pasado la mayoría de personas que llegaron por mar a España fueron subsaharianas (59%), seguidas de marroquíes (25%) y argelinas (23%). Las principales rutas fueron las que llegan a Almería (personas subsaharianas), a Tarifa (personas subsaharianas en embarcaciones de juguete) y a Barbate (marroquíes).