1.229 ENTRADAS EN EL CETI

La presión migratoria real sobre Ceuta cayó el año pasado en el CETI a niveles de hace una década

La presión migratoria real sobre Ceuta cayó el año pasado en el CETI a niveles de hace una década
Evolución del número de inmigrantes acogidos en el CETI cada año desde 2008 según datos oficiales recabados por Ceutaldia.com.
Evolución del número de inmigrantes acogidos en el CETI cada año desde 2008 según datos oficiales recabados por Ceutaldia.com.  
A lo largo de todo 2019 se acogió en las instalaciones de El Jaral a 1.229, una cifra desconocida desde 2010, cuando entraron en el equipamiento 974 foráneos. En 2016 y 2017 el equipamiento que gestiona directamente la Administración General del Estado marcó récords con 3.223 y 3.219 personas recibidas, respectivamente.

El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta cerró el año pasado con el menor número de extranjeros acogidos desde 2010. A lo largo de todo 2019 se acogió en las instalaciones de El Jaral a 1.229, una cifra desconocida desde finales de la década pasada, cuando entraron en el equipamiento 974 foráneos, según los datos de la Delegación del Gobierno.

Los números del CETI, al que no llega la inmensa mayoría de los migrantes indocumentados de nacionalidad marroquí que son interceptados en aguas del Estrecho e inmediatamente devueltos a su país a través del Tarajal, grupo que distorsiona (especialmente por la vía marítima) las estadísticas de Interior sobre afluencia migratoria indocumentada a la ciudad autónoma, reflejan, además, que de ese total el volumen de subsaharianos se redujo a 435, apenas un tercio, y el de ciudadanos argelinos se quedó en 794.

Los inmigrantes de ese país magrebí supusieron el pasado ejercicio el 64,6% del total de entradas en el CETI a pesar de que, en términos absolutos, los llegados fueron menos que en 2018, cuando su cifra se elevó a 1.046, la más alta desde que existen registros oficiales del Ministerio.

El CETI de Ceuta ha comenzado 2020 con 693 personas acogidas en su interior, todavía sensiblemente por encima de su capacidad máxima operativa, cifrada en unas 520 plazas tras su última ampliación.

En 2016 y 2017 el equipamiento que gestiona directamente la Administración General del Estado marcó récords con 3.223 y 3.219 personas recibidas, respectivamente, y los dos años anteriores a ese bienio había superado los dos millares de entradas en cada uno de ellos, como en 2018 (2.698).

En 2013 ya se habían rozado las 2.000 llegadas (1.930) tras un salto cuantitativo con respecto a 2012 (1.180) que devolvió sus cifras de albergados a los niveles del año anterior (1.804). En 2008 atendió a 971 personas extranjeras y en 2009, su mínimo del periodo analizado, a 805.