MOVILIZACIÓN

Las siete propuestas de los empresarios para desatascar Ceuta

Las siete propuestas de los empresarios para desatascar Ceuta
Destacados empresarios ceutíes aplauden la intervención de José Bentolila.
Destacados empresarios ceutíes aplauden la intervención de José Bentolila.  

La concentración de protesta por el caos de la frontera que está estrangulando lentamente al comercio ceutí no era solo reivindicativa. Los empresarios ceutíes plantean una batería de siete medidas  como base para empezar a arreglar el desaguisado del paso fronterizo. Siete medidas que van desde la ampliación del número de carriles del Tarajal a un cambio de actitud del Gobierno central en su relación con Marruecos.

El primer paso y en el que más han insistido todos aquellos que tomaron el micrófono para exigir “más soluciones y menos reuniones” coincidían en la necesidad de abrir los seis carriles (tres en cada sentido) del paso fronterizo, así como la reapertura del paso de Benzú. Además insisten en la ampliación del horario de acceso a la ciudad autónoma, haciendo lo coincidir con los horraios comerciales y de ocio.

Empresas fantasma

Los empresarios hacen especial hincapié en los negocios fantasma y exigen “que se controlen las sociedades fantasma de propietarios extranjeros que sin empleados y sin ningún tipo de obligaciones, sin generar ningún gasto en la ciudad y utilizando falsos domicilios están realizando importaciones libremente, dañando los legítimos intereses de las empresas locales, legalmente establecidas, las que tenemos empleados y pagamos por ello”.

Cambio de actitud

Las reivindicaciones de los empresarios, en su mayoría del sector servicios, plantean la necesidad además de un cambio de actitud política en la relación con Marruecos y exigen a Delegación de Gobierno y Ciudad que se presiones al Ministerio de Exteriores y a la Unión Europea para que aperciba a Marruecos por el caos de la frontera. “Que se tomen aunque seas un café con los dirigentes políticos de Marruecos, que no están difícil, señores”.

Los comerciantes exigen además “que se deje de culpar al plan de seguridad de los polígonos como único problema de la frontera” y se atiendan las reivindicaciones de Ceuta como se atienden “para conseguir votos” las exigencias de vascos, catalanes o canarios.