Protección Civil recuerda sus recomendaciones para una velada de San Juan “tranquila”


Protección Civil recuerda sus recomendaciones para una velada de San Juan “tranquila”

- Tener cuidado con los niños, respetar las indicaciones del personal de organización y seguridad y marcar el Teléfono 1-1-2 en caso de emergencia, entre los consejos a tener en cuenta

El Área de Coordinación de Emergencias (ARCE)-Protección Civil, adscrito a la Consejería de Presidencia, Gobernación y Empleo, recuerda que, ante la celebración de la verbena de San Juan, es necesario tener presentes las principales medidas de precaución para actuar de forma preventiva y evitar accidentes durante el espectáculo de fuegos artificiales y mientras dure la hoguera.

Tener especial cuidado con los niños y no olvidar que la adquisición y el uso de petardos se ha de hacer siempre bajo la supervisión de los adultos es uno de los consejos que lanzan, así como acudir con antelación suficiente al espectáculo pirotécnico para situarse en zonas libres de grandes masas de público y, de esa manera, evitar empujones.

Obedecer las instrucciones del personal de organización y seguridad, no acercarse al lugar desde donde se lanzan los fuegos, prestar especial atención a la caída de fragmentos incandescentes y, si uno cae sin explotar, no tocarlo sino avisar inmediatamente al personal de seguridad son otras de las recomendaciones que si se adoptan, contribuirán a tener una velada tranquila. También hay normas para quienes vayan a disfrutar de la fiesta desde el mar, como es la de no navegar a menos de 200 metros de la costa.

En cuanto a las hogueras se refiere, lo primero que hay que tener presente si se tiene intención de realizar una es la obligación de comunicarlo al área de Festejos de la Ciudad. Una vez comunicado, conviene saber que hay que poner primero un grueso de arena sobre el suelo, siempre a más de 15 metros de los coches y de las fachadas, y, por supuesto, nunca debajo de las líneas eléctricas; que nunca se debe encender con líquidos inflamables y que no se deben tirar papeles ni tejidos, pues el aire los puede levantar y llevar lejos con las consiguientes posibles consecuencias.

No lanzar bidones ni aerosoles, ya que pueden explotar; no quemar neumáticos ni plásticos, porque contaminan mucho; asegurarse de que, una vez apagada, la hoguera, no se reavivará; y no impedir el paso de los vehículos de emergencia son otras normas a incluir en la lista.

En caso de emergencia, desde ARCE-Protección Civil recuerdan que hay que actuar de la siguiente forma: si vemos que otra persona se quema, se aconseja aplicar agua fresca dos o tres minutos en la parte afectada; cubrirla con una gasa o con un trapo limpio e ir a un centro sanitario. No reventar las ampollas; no aplicar pomadas, cremas ni ningún otro desinfectante; y no arrancar los restos de ropa que hayan podido quedar adheridos constituyen otras recomendaciones de actuación en caso de quemadura.

Si lo que se quema es la ropa, lo primero es no correr para no avivar las llamas y rodar en el suelo para apagarlas y evitar que se hagan virulentas. Además, en ese supuesto, hay que taparse la cara con las manos para protegerla.

Lea también:

- El encendido de la hoguera y el ‘juanillo’ abrirá, a medianoche, la madrugada de San Juan