IGUALDAD

Rabea Abdellah, galardonada con el Premio a la Mujer Trabajadora 2017 de Plena Inclusión

Rabea Abdellah, galardonada con el Premio a la Mujer Trabajadora 2017 de Plena Inclusión
La presidenta de Plena Inclusión, junto a la premiada.
La presidenta de Plena Inclusión, junto a la premiada.  

Rabea Abdellah Ahmed ha recibido este miércoles el Premio a la Mujer Trabajadora 2017 de Plena Inclusión Ceuta. La presidenta de la asociación, Amalia Caravaca, ha entregado la segunda edición del galardón a esta usuaria en un acto al que han asistido usuarios, familiares y profesionales.

Los primeros han realizado una representación teatral para combatir los roles sexistas y reivindicar igualdad. Seguidamente han leído el manifiesto redactado para la ocasión, que ha recordado que el artículo 6 de la Convención de las Naciones Unidas, sobre los derechos de las personas con discapacidad intelectual, indica que “los países reconocen que las mujeres y las niñas con discapacidad sufren muchas formas de discriminación”, por lo que los países se comprometen a conseguir que este colectivo disfrute de “todos los derechos humanos y de libertades fundamentales”.

Asimismo, ha subrayado que el artículo 27, de Trabajo y Empleo, indica que “las personas con discapacidad tienen derecho a trabajar y a ganarse la vida con el trabajo que elijan”, y que para hacer realidad este derecho, los países acordaron una serie de medidas.

De esta manera, se comprometieron a prohibir la discriminación por motivos de discapacidad en el trabajo y en el empleo; velar para que las personas con discapacidad tengan las mismas condiciones de trabajo que el resto, los mismos salarios y la misma protección contra los abusos laborales; apoyarlas en el mercado laboral para que consigan trabajo o para que creen por su cuenta una empresa; emplear a personas con discapacidad en el sector público y promover su contratación en el sector privado; vigilar que en los trabajos y empleos se realicen las adaptaciones que requieran las personas con discapacidad; y asegurar que están protegidas como el resto.

El manifiesto ha recalcado que aunque la Convención reconoce todas estas medidas “aún se siguen produciendo situaciones de desigualdad laboral donde las mujeres con discapacidad intelectual tienen muchos más problemas que los hombres para encontrar un puesto de trabajo y donde los salarios siguen siendo bajos”. Por ello, deja claro que eliminar todos estos obstáculos y hacer que la sociedad sea más justa, social, desarrollada y, con ello, más igualitaria, es “tarea de todos”.

plena acto mujer 2017