ROMERÍA

El milagro de los panes y los fieles de San Antonio

El milagro de los panes y los fieles de San Antonio

La tradición parece haber recobrado algo de fuerza y en comparación con años anteriores los romeros que han acompañado al Santo en su procesión en los alrededores de la ermita del Hacho era notablemente más numeroso


La tradición parece revivir. Este 13 de junio el cielo auguraba lluvia y las predicciones parecían arrojar una mañana fea y sombría para los devotos de San Antonio. La Agencia Estatal de Meteorología llegaba a dar una probabilidad del 100 por cien de chubascos para las primeras horas de este jueves y de hasta un 70 por ciento hasta el mediodía. Nada de nada. Bochorno, levante y día gris, pero estupendo como cualquier otro para acompañar al Santo del Hacho en su tradicional procesionar por el precioso entorno de su ermita. Tanto así que los romeros parecía el doble que hace sólo un año. Y eso que el puente está ahí y se deja notar en el resto de la ciudad.

La Cofradía ha renovado a los porteadores apoyándose en otras cofradías y ha mantenido viva la tradición. Hasta 4.500 panes benditos ha repartido entre la masa que se agolpó al finalizar la procesión como es habitual para conseguir el preciado bollo con todos los parabienes del santo más querido de Ceuta. La procesión ha consolidado a su vez itinerario al salir directamente hacia la parte de atrás de al Ermita, renovada tras la demolición del centro de menores. En  un entorno que si ya lucía ahora lo hace aún más.

Las autoridades políticas tampoco han faltado a la misa ni a la procesión y el ambiente en el mirador del Hacho era inmejorable para las dos de la tarde cuando la devoción ha dado paso ya a la fiesta y la música sonaba por los altavoces para amenizar la espera en las largas colas que hacían los fieles romeros para conseguir un plato de paella o simplemente pedir en la barra más cerveza, bocadillos o una tortilla de camarones.

Todos fieles a las tradición de este festivo local de junio, que lejos de perder fuelle parece haberlo recobrado.