Los técnicos de la Ciudad llevan 3 años pidiendo sin éxito medios para controlar el trabajo de TRACE

Los técnicos de la Ciudad llevan 3 años pidiendo sin éxito medios para controlar el trabajo de TRACE
Caballas interpelará este martes al Gobierno en el Pleno.
Caballas interpelará este martes al Gobierno en el Pleno.  

- La Dirección Facultativa paraliza las certificaciones de mayo, junio y julio

- La concesionaria, que cobra 17 millones al año, no ha colocado los GPS exigidos para comprobar que cumple sus obligaciones

- El mes pasado se constató que había máquinas aparcadas en Benzú cuando debían estar en la calle y que otras se encontraban donde no se había estipulado


Tres años y medio después de que TRACE asumiese la prestación del servicio de limpieza pública viaria y recogida de residuos, los técnicos de la Ciudad Autónoma siguen sin encontrar la colaboración que desearían, algunos al menos, del Gobierno de Vivas y de la concesionaria para controlar el trabajo de esta última forma efectiva. El pasado mes de julio se pilló a la empresa en dos renuncios: el chequeo extraordinario de sus actuaciones en barriadas resultó “incongruente” con los partes de trabajo y una visita a las instalaciones de Benzú permitió constatar que algunos de los vehículos que debían estar en la calle seguían aparcados y que otros “se encontraban en lugares diferentes a los esperables”.

TRACE tampoco ha acelerado los pasos para dotar a sus vehículos de radio y GPS para “registrar y gestionar los sucesos de manera que puedan verse todos los sucesos registrados, suprimirse, exportarse o importarse de un archivo en una base de datos para un mejor seguimiento, verificación y control de la prestación tanto en tiempo real como en el pasado reciente”.

Para eludir esa obligación la concesionaria “ha aducido continuamente diferentes motivos”. Entre ellos ha alegado que “no existen empresas” que den ese servicio, por lo que desde la Administración se le llegaron a facilitar los nombres de tres compañías especializadas, según un informe de la Dirección Facultativa del contrato, ampliado ya en el 10% de su presupuesto, el máximo legal, que TRACE ofreció como baja..

Esas herramientas siguen estar disponibles, lo que dificulta la “optimización” del Plan de Servicios, el “seguimiento” de las rutas de cada servicio y disponer de una “ayuda complementaria” para la realización de las certificaciones mensuales”.

La Consejería de Medio Ambiente tampoco ha apretado, por lo que se ha reclamado del departamento que dirige Emilio Carreira “una contundente gestión” para que “de forma urgente” se instalen esos sistemas “en los términos indicados” en el Pliego y en el Estudio de Alternativas que sirvió para aprobar el modificado que ha elevado a unos 17 millones de euros, sin margen de ampliación legal posible, las remuneraciones a percibir por TRACE.

Entre otras cosas, la empresa no ha efectuado tampoco todavía las “correcciones” solicitadas por los técnicos en su Plan de Servicio para incluir un Sistema de Gestión de Flota que permita “hacer un seguimiento de los trabajos planificados de forma que el índice de calidad pueda ser mejorado paulatinamente optimizando los medios de los que en la actualidad se dispone”.

La instalación de GPS en la maquinaria de limpieza está ampliamente extendida por toda España. Más allá, una de las contratas de la limpieza viaria madrileña, FCC, empezó a colocar este año ese tipo de medios de seguimiento telemáticos acoplado a cepillos y carros, para "mejorar la limpieza sabiendo en tiempo real las zonas que se barren y las que quedan por barrer, pudiendo derivar medios adicionales a estas últimas y elaborar planificaciones más precisas". Representantes sindicales criticaron que “dice donde estamos y no nos gusta que se nos controle hasta ese punto”.

Un Servicio de Control insuficiente

La Ciudad Autónoma dispone actualmente de un Servicio de Control que es “la única herramienta inspectora” existente pese a que “no está operativo los fines de semana y días festivos”, un porcentaje de días “alto” a lo largo de cada mes al que hay que sumar “sus días de vacaciones y asuntos propios”. La Consejería de Medio Ambiente tampoco ha accedido hasta ahora a “reforzar, redimensionar y actualizar” ese Servicio para “adaptarlo a los estándares europeos y poder mejorar en definitiva el servicio al ciudadano y control general del contrato”.

Esta exigencia, repetida desde 2013, nace de la evidencia de que “una comprobación estadística y aleatoria”, como la que supuestamente se ha estado realizando hasta ahora, “puede no ser siempre suficiente”.

A la vista de este panorama, la Dirección Facultativa del contrato ha decidido, de momento, “paralizar” las certificaciones correspondientes a los meses de mayo, junio y julio porque necesita “datos adicionales” para su correcta elaboración, que los técnicos están dispuesto a confeccionar aunque suponga “un trabajo arduo y laborioso” sobre el sistema de gestión de flotas, “no el que se dispone en el modificado”, que tienen las instalaciones de TRACE.

A tal efecto se han reclamando “todos” los ficheros de rutas desde primeros de mayo “de todos y cada uno de los vehículos para realizar una certificación acorde a dichos servicios realmente realizados”. La coalición Caballas interpelará este martes en el Pleno al Ejecutivo que lidera Juan Vivas por todas estas cuestiones.

Lea también:

- Caballas denuncia que un informe técnico de la Ciudad confirma que TRACE no cumple el contrato