La UPAC ha establecido más de 5.800 contactos vecinales desde su puesta en marcha, hace 5 meses

La UPAC ha establecido más de 5.800 contactos vecinales desde su puesta en marcha, hace 5 meses
Gómez, junto a Vivas.
Gómez, junto a Vivas.  

- Los más de 2.700 informes elaborados sobre anomalías e incidencias en las distintas barriadas ya se han traducido en 310 actuaciones de los servicios municipales para subsanarlas

- Gómez cree que la 'Policía de Barrio' ha "superado con creces las expectativas" y alaba a todo el Cuerpo por el resultado de la reestructuración acometida

- El superintendente pide al Gobierno que, dentro de las disponibilidades presupuestarias, intente empezar a cubrir las 15 vacantes existentes en la plantilla


La Unidad de Proximidad y Atención a la Ciudadanía (UPAC) de la Policía Local ha realizado 5.806 contactos vecinales desde junio, cuando entró en funcionamiento, y durante esto cinco meses se ha presentado a "todos" lo presidentes de las distintas asociaciones vecinales, a las que visita “mensualmente” y entre los que ha percibido una "gran acogida", según su inspector, Jaime Cabanillas.

La 'Policía de Barrio' del Cuerpo, que cumplirá cinco meses en activo el domingo, ha “superado con creces” a juicio del superintendente, Ángel Gómez, las expectativas que generó con su entrada en funcionamiento. Los funcionarios adscritos (está integrada por un inspector, dos subinspectores, cuatro oficiales y dos grupos con 36 agentes) ha elaborado más de 2.700 informes sobre “anomalías” en el espacio público de las barriadas (mal funcionamiento de farolas, equipamiento urbano defectuoso, problemas en aceras o calzadas...) que ya han sido resueltas por los servicios técnicos municipales en 310 casos.

Durante este mismo periodo ha efectuado un total de 40 informes sobre accidentes de tráfico y ha controlado más de 60 órdenes de localización permanente. Además, ha tramitado 246 actas por abandono de vehículo y ha recuperado tres automóviles que constaban como sustraídos en las bases de datos policiales. Sus efectivos (que rotan por las distintas barriadas salvo en Benzú, el Príncipe, Juan Carlos I y Los Rosales) han realizado un total de 31 informes sobre mercancía intervenida por el ejercicio de la venta ambulante sin autorización administrativa y ha practicado 21 servicios “humanitarios”.

También se ha “intensificado y mantenido” vigilancia y control sobre los ‘puntos negros’ de consumo de sustancias prohibidas en las diferentes barriadas y ha realizado un servicio de “vigilancia permanente” en los horarios de recreos de los IES Puertas del Campo y Almina “para garantizar la seguridad de los escolares”. En conjunto se han formulado 415 denuncias, la mayoría (292) relacionadas con infracciones de Tráfico.

En paralelo, ha coordinado con los directores de todos los centros de Enseñanza Secundaria Obligatoria un protocolo de lucha contra el absentismo escolar que servirá para controlar que el alumnado no falte a clase y, en caso contrario, advertir a los responsables de los institutos y a sus progenitores.

Cubrir 15 vacantes, objetivo inmediato

“La Corporación apostó por la puesta en marcha de la UPAC, un viejo compromiso con las entidades vecinales, y la Policía Local en su conjunto ha sabido reorganizarse y adaptarse a su nueva configuración para seguir prestando el mejor servicio básico primario de emergencia posible”, ha destacado Gómez.

El superintendente de la Policía Local ha pedido al Ejecutivo ceutí que, dentro de las inevitables restricciones presupuestarias que impone la coyuntura económica, haga un esfuerzo para intentar cubrir las aproximadamente 15 vacantes con que cuenta actualmente el Cuerpo. “Al crear una nueva Unidad lo ideal hubiese sido convocar nuevas plazas, algo inviable actualmente, por lo que hay que felicitar a los responsables e integrantes de Seguridad Ciudadana, Tráfico y la UIR por el esfuerzo que han sabido hacer para mantener su nivel de calidad en el trabajo cotidiano pese a la reestructuración acometida”, ha resaltado.