La UPAC ha hecho 11.000 contactos vecinales y 6.500 informes de barriadas en un año

La UPAC ha hecho 11.000 contactos vecinales y 6.500 informes de barriadas en un año
Gómez y la ex consejera de Gobernación, Yolanda Bel.
Gómez y la ex consejera de Gobernación, Yolanda Bel.  

- Integrada por un inspector, dos subinspectores, 4 oficiales y 34 policías, la 'policía de barrio' ha formulado durante sus doce meses operando un total de 666 denuncias

- “Estamos orgullosos de todas las unidades de la Policía Local  y es muy satisfactorio que lo que decíamos que era como un niño que empezaba a andar y al que había que darle tiempo se ha convertido en un niño prodigio”, destaca Ángel Gómez


La Unidad de Proximidad y Atención a la Ciudadanía (UPAC) de la Policía Local ha confeccionado durante su primer año trabajando en las calles de la ciudad 6.500 informes sobre deficiencias y demandas de todo tipo en las distintas barriadas, sobre todo relacionadas con servicios públicos como el de alumbrado, basuras, mobiliario urbano, residuos...

Además, ha establecido más de 11.000 contactos vecinales. Desde junio del año pasado los funcionarios adscritos se han entrevistado para presentarse y ponerse a su disposición con “la totalidad de los presidentes de las distintas barriadas y asociaciones de vecinos”. Posteriormente han elaborado “600 informes” sobre anomalías detectadas y “subsanadas de forma efectiva”. También se ha programado un calendario de visitas periódicas “mensuales” a cada uno de ellos.

Los policías de la UPAC han efectuado un total de 80 informes sobre accidentes de tráfico y otros 130 sobre mercancía intervenida por el ejercicio de la venta ambulante sin autorización administrativa. Igualmente han facilitado la recuperación de 8 vehículos que constaban como sustraídos y han contribuido a controlar 120 órdenes de localización permanente. Además, han practicado 40 diligencias en la Oficinas de Denuncias y Atención a la Ciudadanía (ODAC) de la Policía Nacional.

Según han precisado fuentes del Cuerpo a Ceutaldia.com, la UPAC ha formulado 400 actas por abandono de vehículo en su primer año de vida y ha realizado “más de 40 servicios humanitarios”. Su puesta en funcionamiento ha servido también para “intensificar” los servicios de vigilancia y control de ‘puntos negros’ de consumo de sustancias prohibidas en las diferentes barriadas.

Además, han sostenido la vigilancia “permanente” de los horarios de recreo en centros educativos como el IES Puertas del Campo y el IES Almina “para garantizar la seguridad del alumnado”.

666 denuncias

Los funcionarios de la UPAC han formulado en estos doce meses un total de 666 denuncias, la mayoría (medio millar) por incidencias relacionadas con el tráfico viario. Otras ochenta han estado ligadas a distintas infracciones de lo previsto en las Ordenanzas municipales, mientras que 70 se vinculan a “la Ley Orgánica 1/92” por tenencia o consumo de estupefacientes. Catorce han sido por obras ilegales y 6, por ofrecer el servicio de transporte público sin contar con las autorizaciones preceptivas para ello.

En estos doce meses la 'policía de barrio' se ha incautado en el Príncipe de más de una tonelada de pescado y marisco para su reparto clandestino, así como múltiples arrestos: el de un individuo implicado en un asesinato conduciendo una moto robada sin permiso; el de otro sujeto buscado por violencia de género; el de un pirómano que había causado cuatro fuegos a la vez con riesgo para viviendas; el de otro delincuente con un arma detonadora vinculado a la última oleada de tiroteos... Sus efectivos (un inspector, dos subinspectores, 4 oficiales y 34 policías) también han realizado charlas socio-educativas en colegios y entidades sociales y se han coordinado con otros Cuerpos.

El Superintendente de la Policía Local, Ángel Gómez, subraya que “estamos orgullosos de todas las unidades de la Policía Local, cada día más, pero es muy satisfactorio que lo que hace un año decíamos que era como un niño que empezaba a andar y al que había que darle tiempo”, compara, “se ha convertido en muy poco tiempo en un niño prodigio”.

La UPAC “ha superado las expectativas” con las que se creó “para lo que yo entiendo que es el gran trabajo policial, el cercano, el de ayudar a las personas a resolver sus pequeños problemas cotidianos, a darles seguridad, a consolarles, a ayudarles...”.

Para Gómez también son “una gran satisfacción” las “muchas cartas y llamadas” recibidas para felicitar a los ‘policías de barrio’, algo “no muy habitual cuando se trata de funcionarios que también realizan una labor coercitiva que a nadie gusta cuando le toca recibir una multa o una sanción”.