PANDEMIA Y PREVENCIÓN

La Virgen de África, Gandalf, fakes news locales, carne mechada, el levante… Todo cabe en la cuarentena del coronavirus

La Virgen de África, Gandalf, fakes news locales, carne mechada, el levante… Todo cabe en la cuarentena del coronavirus
Una imagen de los primeros consejos preventivos contra el virus que se dieron en febrero./archivo
Una imagen de los primeros consejos preventivos contra el virus que se dieron en febrero./archivo  
MIentras Ceuta sigue siendo la irreductible aldea gala de Astérix y Obélix en la que el coronavirus aún no ha llegado, poco a poco, entre la histeria colectiva e individual y las bromas se van adoptando medidas que suponen de facto una cuarentena preventiva de la ciudad. Este jueves se ha confirmado el cierre de todo el deporte local, se aguardan más cierres públicos y se recomienda no juntarse (en general, en los bares tampoco)

“¡Traed madera!”, repetía Groucho Marx asomado en una locomotora en una de las imágenes más icónicas de la historia del cine del siglo XX, mientras sus hermanos daban rienda suelta a la locura destrozando todo el tren para alimentar al caballo de hierro. Ellos perseguían un carro tirado por caballos, hoy se persigue acabar con una pandemia y la sociedad entera parece poseída por el espíritu de los Marx; mientras los que van en el puesto de mando gritan desesperados ¡Aíslense!, los demás nos movemos poseídos sin apenas reflexión, lo mismo agotamos el papel higiénico en los supermercados, que los geles limpiamanos, que compramos lentejas o espárragos en lata por encima de nuestras posibilidades, o damos cancha al cachondeo en forma de meme o, en algunos casos, nos agarramos a la fe al tiempo que en el fondo secundamos toda medida, por drástica que sea, que propague el aislamiento, más aún si la misma puede significar vacaciones forzosas durante 15 días, aunque sea para terminar todo lo pendiente en alguna plataforma de televisión.

Todo cabe en la pandemia del coronavirus. Cabe por ejemplo que hasta los niños de Primaria sepan ya decir sin cruzar ni una sílaba la palabra. Cabe la apelación a la Virgen de África para que nos proteja como en el pasado, la llamada a encerrarnos como ciudad a cal y canto, la difusión de noticias falsas para confundir (más aún) al personal o el meme de turno.

La realidad es la que es, Ceuta está ya medio paralizada y va camino de paralizarse más y no ha sido Marruecos esta vez, sino un virus de origen chino. Todo el deporte va camino de suspenderse, la actividad docente, al caer y si eso pasa (pasó poco después de terminar la parimera versión de esta crónica), multitud de empresas verán como su personal se acoge a permisos para tele trabajar o directamente asumen bajas, a la vista de las facilidades y de la escasa necesidad de atención al público que se prevé si la gente hace caso de la llamada a la responsabilidad lanzada este mismo jueves por el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, o por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. De momento, nuestros jóvenes universitarios recién vueltos de Madrid y Málaga se han pasado por ahí la recomendación de su consejero de Sanidad de quedarse en casita 72 horas al menos y más bien se han dedicado a pasearse por ahí.

“Mientras no cierren los bares la cosa va bien”, me decía un parroquiano habitual la semana pasada. Pues en Madrid ya han cerrado las discotecas. Está lejos, sí. Y de momento Ceuta es la irreductible aldea gala de Asterix y Obélix, cero casos, el único territorio libre de coronavirus, que no de histeria, junto con Melilla. Está lejos, sí, pero más lejos está Wuhan. Cómo flipábamos con los chinos, su hospital construido en días cuando aquí no somos capaces de terminar un centro de salud en 10 años (Tarajal), sus calles desiertas y su cuarentena forzosa y cómo miramos ahora asustados los comercios cerrados en Italia. “El Tarajal hace tiempo que es Italia hoy”, me observa sagaz un frustrado ex exportador.

El virus parece una espada de doble filo, lo mismo afila la locura que el ingenio para mirar la realidad. Así, desde hace días practicamos el antiperiodismo: “Haz una noticia diciendo que no hay noticia”. Es la manera de desmentir el rumor diario desde hace más de una semana de que el primer caso de coronavirus ya está entre nosotros. El jueves a las 20 horas sigue sin haber ni un virus COVID19 en Ceuta. Sí, ya está puesto en el párrafo anterior, pero seguramente de allí a aquí le habrá entrado un mensaje en el teléfono de un conocido que es cuñado de una que tiene un amigo que su marido es médico y se lo ha dicho. O directamente como este jueves, algún aburrido con conocimientos básicos de edición fotográfica se haya dedicado a matar el tiempo tuneando la portada del decano para ubicar el primer caso en el cuartel de Regulares o el Facebook de Ceutatv.com para decir que hay caso confirmado. Son 'Fakes News', paparruchas. Se evitan no dando pábulo a majaderías y yendo directamente a la web de los medios, en contacto diario con Ingesa, que diariamente nos promete transparencia y comunicar a la mayor celeridad posible la confirmación del primer caso (que ojalá nunca llegue).

Si van a hacer una broma, háganla con la misma gracia que el del audio de apenas 6 segundos que dice: “Señores ya es oficial, ya está confirmado y ya es oficial: Se ha metido levante”. O el de ese otro que pregunta por si ya se puede comer carne mechada. Pero procuren no alertar innecesariamente que bastante desquicie existe ya sin necesidad de alimentar con más madera la histeria colectiva.

Cuestión de fe

Así las cosas, era de esperar que antes o después irrumpiera la fe para tratar de agarrarse a algo. Con todo el mundo dando por sentado que la Semana Santa local seguirá los pasos de la de Castilla y León (se prevé la suspensión), (de nuevo, poco después de la primera edición de esta crónica el Consejo de Hermandades anunció la suspensión de los actos de Semana Santa) uno de los que está en cuarentena tras saludar a Ortega Smith, el vicepresidente primero de la Asamblea de Ceuta y diputado de VOX, Francisco Ruiz, Pachi, daba cuerda a una cadena que pide nada menos que sacar a la Virgen de África a la calle en olor de multitudes para que nos proteja del dichoso virus:

“Saquemos a la calle a Santa María de África, Patrona y Alcaldesa y pongámosla en un acto de fe mirando al Estrecho pidiéndole protección para librar a Ceuta del coronavirus y que la historia se vuelva a repetir y que este maldito virus no cruce el Estrecho”, ha puesto en su muro de Facebook.

Apelaban Ruiz y más personas a la peste que no cruzó el Estrecho en el siglo XVII, la famosa peste negra. “Para el creyente es milagro, para el ateo, leyenda, pero, en cualquier caso, es historia”, apostilla la publicación viral (¿Cómo resistirse?).

A ver, no parece lo más propicio un acto de fe multitudinario dadas las circunstancias. Tanto así, que mientras Pachi y otros daban rienda suelta a la devoción en redes, otros como Mohamed Ali, también diputado, pero de Caballas, lanzaba la petición urgente de recomendar no acudir al rezo colectivo de este mismo viernes. La Comisión Islámica le ha hecho caso y ha recordado a los fieles que se puede orar en casa sin que Alá se enfade. Además, RTVCE lo va a retransmitir en directo.

Cómo llegados a este punto de histeria lo preguntamos todo, VOX nos ha aclarado que lo de el vicepresidente es lo que parece, un juego de redes y no la posición oficial del partido, que la marca VOX España.

Tanto así, que otro de los diputados de la formación en cuarentena en Ceuta, su líder, Juan Sergio Redondo, casi al mismo tiempo que su colega pedía sacar a la virgen, escribía en su muro unas sensatas palabras: “Ahora lo que toca es actuar con calma y responsabilidad, confiar en nuestros profesionales sanitarios y seguir las instrucciones y protocolos establecidos por las autoridades sanitarias”, al tiempo que le deseaba una pronta recuperación a la ministra Montero (Unidas Podemos). “Insisto en temas de salud, incluso desde las antípodas ideológicas y políticas, siempre hay que ser solidario, nunca hacer demagogia y empatizar todo lo posible con el padecimiento de los afectados”, remataba su publicación Redondo.

Como fuera, el viral pidiendo protección a la Virgen ha servido para que circule otro, un fragmento de El Señor de los Anillos en el que Gandalf bastón de mago en mano, intenta hacer aquello de “con este palo me basto” y grita desesperadamente “no pasarás”. “Alguno cree que la virgen es Gandalf”, apostillaba el meme.

De momento, recuerde, lo único seguro es la muerte, lávese las manos con frecuencia, evite en lo posible el contacto personal físico (siga volcado en las redes sociales virtuales); intente no tocarse la nariz, los ojos y la boca; confíe en nuestro sistema de salud; siga las recomendaciones médicas; no abuse de los servicios de Urgencias y si ha venido de Madrid, Italia, China Málaga, o cualquier otra zona de riesgo, sería bueno que nos protegiera a todos quedándose un ratito en casa, al menos 72 horas y tomándose la temperatura dos veces al día. Y no, la plaza de Ricardo Muñoz no cuenta como casa, ni tampoco el cafetín. “Hay gente muriendo, ¿sabes?”, me reconduce el humor nervioso un conocido. “Y comprando papel higiénico para un viaje a Marte”, le replico.

La Virgen de África, Gandalf, fakes news locales, carne mechada, el levante… Todo cabe en la cuarentena del coronavirus