Vivas ratifica que la Ciudad no usará la fuerza para desalojar el campamento sirio


Vivas ratifica que la Ciudad no usará la fuerza para desalojar el campamento sirio

- El presidente niega que haya mala relación con la Delegación del Gobierno por el asunto

- Defiende el criterio de los técnicos policiales y de menores que desaconsejan usar la fuerza para sacar a los solicitantes de asilo de la plaza

El presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Vivas, ha ratificado este jueves la postura de su institución y de su Gobierno respecto a la situación que están generando los sirios que llevan ya varias semanas acampados en la plaza de los Reyes reivindicando que se agilicen los trámites a su petición de asilo. Y esa postura pasa por no usar la fuerza para desalojar las tiendas, ni tampoco actuar con respecto a los menores.

Es lo que han aconsejado los informes de los técnicos, tanto policiales como del Área de Menores..

Por partes. “Desde el momento en que se constituye la acampada, desde ese mismo instante, los servicios de Sanidad acuden a la zona para ver los riesgos que desde el punto de vista de la salubridad se podrían estar generando y emiten el correspondiente informe. Desde ese mismo instante, también, acuden los servicios de Menores y están teniendo una presencia constante y permanente para valorar la situación”, ha aseverado Vivas para defenderse de las voces que le acusan de inacción con respecto al asunto.

Y ¿qué han dicho los servicios del Área de Menores? Pues que tampoco hay ninguna situación que aconseje la retirada de la custodia ni la separación de los menores de sus padres. Un consejo o dictamen que Vivas ha defendido con especial énfasis:

“Están actuando siguiendo un criterio de autonomía absoluta, profesionalidad y atendiendo las prescripciones legales. No debe ponerse en duda. El equipo técnico de Menores de la Ciudad está constituido por personas de una muy alta cualificación de profesionalidad y de mucha responsabilidad en el ejercicio de sus funciones”, ha defendido el presidente.

El Gobierno sí se planteó actuar para desalojar el campamento de los ciudadanos sirios llegados a Ceuta huyendo de la guerra que aflige a su país ante el dictamen de Fomento. El área que dirige Susana Román, también en el instante de levantarse el campamento, lanzó un “decreto poniendo de manifiesto que se estaba vulnerando una ordenanza municipal y trasladando ese asunto a la Policía Local para que actuara en consecuencia”, ha seguido repasando el presidente Vivas.

A raíz de este decreto la administración local procedió a intensificar la limpieza de la zona mientras esperaba a que la Policía Local se pronunciara. Su pronunciamiento y sus conclusiones señalaron la no conveniencia de usar la fuerza para desalojar el campamento.

“Entramos de lleno en el criterio de la proporcionalidad que recoge la ordenanza y la propia Ley. Creo que esto todo el mundo lo entiende, el criterio de la proporcionalidad significa el empleo de medios expeditivos, teniendo en cuenta las consecuencias que se puedan derivar de su uso y poniendo en la balanza cuáles son los daños que se están causando como consecuencia de la situación actual y cuáles son los riesgos que se asumirían como consecuencia de usar la fuerza. Y en ese criterio que no es una decisión política, que no le corresponde por fortuna ni al alcalde ni a la consejera del ramo, sino a los mandos policiales que son los profesionales, pues los mandos ponen de manifiesto que habiendo niños y mujeres embarazadas el uso de la fuerza no es recomendable en estos momentos. Esta es la situación y la actuación de la ciudad. Yo creo que tenemos que analizar el asunto como se está haciendo. Desde el punto de vista de la legalidad, responsabilidad y de la prudencia”, ha resumido Vivas.

Vivas ha negado, sin que nadie le pregunte que el asunto esté causando fricciones entre Delegación y Ciudad. Aún cuando nadie le ha preguntado por el asunto. El presidente ha puesto de manifiesto que “sí que hablo con Delegación de este y otros muchos asuntos de una manera habitual. No es de recibo que alguien intente generar fricciones entre la Delegación del Gobierno y la Ciudad en un asunto que para ambas administraciones es absolutamente prioritario”.

“Yo he dicho que los servicios de la Ciudad están actuando conforme a la Ley, responsabilidad y prudencia. Y digo lo mismo respecto a la Delegación, que eso quede claro”, ha cerrado el presidente.

Vivas también ha apuntado una reflexión para intentar pesar en su justa medida las críticas lanzadas que apuntan a ciertas órdenes lanzadas desde las instituciones para limitar la ayuda humanitaria a los acampados. Y así ha reflexionado sobre la renuncia expresa de los sirios a vivir en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes con todas las necesidades cubiertas para irse a las tiendas en la Plaza de los Reyes.