18 EN LO QUE VA DE AÑO

Alarma por la cifra récord de delfines muertos este verano en la costa de Ceuta

Alarma por la cifra récord de delfines muertos este verano en la costa de Ceuta
Imagen de recurso deun delfin muerto en la playa.
Imagen de recurso deun delfin muerto en la playa.  
En los ocho primeros meses de 2019, han aparecido en las playas de Ceuta 18 delfines muertos, tantos como en todo 2018. Los seis últimos este último martes de agosto en las playas de Calamocarro, Benzú y en los isleros de Santa Catalina.  Una cifra de varamientos alarmante para la que no hay, de momento, una explicación, pero sí muchas sospechas y casi todas señalan hacia Marruecos.

El recuento de cadáveres de delfines en el litoral ceutí de este martes supera todos los registros ha hecho saltar todas las alarmas: Una hembra de delfín y sus dos crías en la playa de Calamocarro, un ejemplar adulto en la playa de Benzú y otro más entre las rocas, ya en estado de descomposición, a los que hay que sumar uno más, avistado en los isleros de  Santa Catalina y otros tres avisos en diferentes puntos de la costa denunciados en redes sociales. Todos en un solo día, hallados en el intervalo de unas pocas horas y que suponen la alarmante cifra de 18 delfines muertos en el litoral de Ceuta en lo que va de año, tantos como en todo 2018. Y más de la mitad en este verano.

En Athisa, la empresa responsable del servicio de recogida de residuos animales, han recogido este ejercicio 18 delfines, la misma cifra que en todo el año anterior  y todo apunta que seguirá aumentando hasta doblar el registro de 2018. Una cifra récord y sin precedentes.  En que va de 2019, se han recogido cinco cadáveres de tortugas bobas, la víctima más habitual en el Estrecho, y un rorcual, una ballena gigante. El resto, todos delfines listados. Una masacre.

Delfin muertoEn el Centro de Estudios y Conservación de Animales Marinos (CECAM), de Ceuta están “desbordados y muy preocupados”, explica Manuel Vera, su vicepresidente. La mayoría de los delfines son listados y hallados en la misma zona, lo que hace pensar al CECAM que muy probablemente sean de la misma manada. Y aunque no tienen nada claro, al igual que en Athisa, tienen claro que detrás de todas estas muertes de delfines está la mano del hombre. “Está muy claro que han pasado por las manos del hombre, están viniendo mutilados, con cortes”, explica, coincidiendo con la observación de los operarios de Athisa, que señalan heridas y cortes, “hechos a lo bruto, como si los hubieran quitado de unas redes sin miramientos por el animal”. Y todas las sospechas apuntan a Marruecos y a sus artes de pesca depredadoras, en especial las redes de enmalle a la deriva, prohibidas desde 2002. “Si queda atrapado un animal, lo trinco y lo saco, los delfines que hemos encontrado muchos tienen heridas como de bichero (un gancho largo habitual en la pesca), como de haberlos arrastrado para sacarlos de la red”, detalla Manuel Vera.

Vera no quiere ni pensar que sea una matanza deliberada. “¿En qué mente de psicópata podría caber?”, se pregunta

Pruebas no tienen, de momento, ninguna, Marruecos se escapa de su competencia y de las autoridades españolas, aunque todos los indicios apuntan a las malas artes de pesca en aguas marroquíes. Vera no quiere ni pensar que sea una matanza deliberada. “¿En qué mente de psicópata podría caber?”, se pregunta. Y ciertamente, un asesino en serie de delfines mercería una temporada entera de la serie ‘Mindhunter’ de David Fincher, que repasa la historia de los primeros asesinos en serie.

Delfin muerto recurso