MEDIO AMBIENTE

Servicios Urbanos baraja "parcelar" las playas para "garantizar" la "distancia social" entre bañistas

Servicios Urbanos baraja "parcelar" las playas para "garantizar" la "distancia social" entre bañistas
Bañistas este lunes en la Ribera.
Bañistas este lunes en la Ribera.  

El consejero de Medio Ambiente y Servicios Urbanos, Yamal Dris, ha presidido este lunes la reunión que el Comité de Gestión de Playas ha celebrado en el antiguo Salón de Plenos del Palacio de la Asamblea para abordar las acciones preparatorias de cara al inicio de la temporada de playas, marcada por las directrices sanitarias a consecuencia de la COVID-19. Ceuta ha pasado este lunes a la segunda fase de la desescalada, lo que habilita a la ciudadanía para acudir a la arena a tomar el sol y bañarse.

Según el Ministerio de Sanidad, los principales riesgos asociados al coronavirus en relación con el disfrute del litoral “están relacionados con la interacción entre personas”.

Además de la instalación de cartelería con las medidas de higiene y seguridad necesarias, la Consejería está trabajando para la parcelación de las distintas playas de la ciudad con el objetivo de garantizar la distancia social. Es por ello que en la reunión se ha expuesto una simulación, tomando como modelo la playa de La Ribera, que ha sido realizada por la empresa Veridata.

El abanico de soluciones para compaginar el disfrute del mar con la seguridad sanitaria, las dos condiciones que Vivas ha dicho querer hacer compatibles, que se está barajando en las distintas localidades y comunidades del litoral español es muy extenso. Fuengirola, pretende utilizar un programa que dará información en tiempo real sobre la afluencia de personas a la playa. Vélez ha adquirido maquinaria para marcar las cuadrículas de uso de la playa sobre la arena. En Motril alisarán y acondicionarán el litoral para poder multiplicar el espacio utilizable y también dispondrán de dispensadores de gel hidroalcohólico, mascarillas y otros elementos de protección en los módulos de salvamento.

En Baleares, ayuntamientos como Alcúdia, Calvià o Sant Josep valoran limitar el número de sombrillas en alquiler. Y estipular una determinada separación entre sombrillas. En Canarias, las Palmas de Gran Canaria tiene pensado implantar un sistema de monitorización de la playa de Las Canteras, que permitirá conocer su situación en tiempo real. Toda esa información estará disponible para el usuario en una app.

En Cantabria, Santander está a la espera de que la Demarcación de Costas le aclare cómo tiene previsto gestionar y organizar los arenales. Laredo planea fijar un protocolo de uso de playa de La Salvé la próxima semana y Noja espera que el Gobierno de Cantabria marque unas directrices de uso de las playas.

En Lloret de Mar, Cataluña, el Consistorio piensa dividir sus dos playas principales en tres sectores: grupos de ancianos, familias y adultos sin niños, todos con limitación de aforo.

En la Comunidad Valenciana, Canet d'En Berenguer va a dividir su playa en pequeñas parcelas que mantendrán la distancia de seguridad y a las que se podrá acceder tras reservar mediante una aplicación informática y obtener un código QR. Cullera, por su parte, sopesa reforzar el servicio de socorrismo, por si es necesario recordar a la gente que mantenga la distancia. Benidorm, por su parte, presentará un plan a finales de junio. En Galicia, Sanxenxo parcelará sus playas y controlará el aforo.

Servicios Urbanos baraja "parcelar" las playas para "garantizar" la "distancia social" entre bañistas