La Ciudad mejorará 13 playas y proyecta una pasarela sobre el acantilado del Sarchal al Desnarigado

La Ciudad mejorará 13 playas y proyecta una pasarela sobre el acantilado del Sarchal al Desnarigado
El proyecto presupuestado en 13 millones llegará a 13 espacios de costa.
El proyecto presupuestado en 13 millones llegará a 13 espacios de costa.  

- La Consejería de Medio Ambiente destinará 3 millones de euros a actuaciones sobre 13 espacios del litoral repartidos por toda la costa de la ciudad

- Aspira a que Benítez consiga también la bandera azul y a enlazar los arenales de La Ribera y El Chorrillo con un vial peatonal sobre el foso


La Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad va a destinar casi 3 millones de euros a “potenciar las prestaciones, especialmente en el ámbito de accesibilidad, mobiliario, iluminación y servicios básicos” de todas las playas de Ceuta. Además, prepara proyectos específicos para canalizar los arrojos de Benítez, extender hasta el extremo oriental de esa playa el sendero de Benzú, habilitar una pasarela que permita recorrer los acantilados de Recinto desde la antigua cárcel de mujeres hasta el Desnarigado y conectar La Ribera con El Chorrillo.

El departamento de la Administración autonómica que dirige Emilio Carreira va a sacar lustre a las fachadas de una ciudad que “en cuyo encuentro con el mar, la naturaleza y la actuación humana han creado numerosas playas y calas distribuidas en sus dos bahías: la Atlántica, al norte, de aguas frías y agitadas; y la Mediterránea al sur, de aguas más templadas y tranquilas”.

Para conseguirlo no solo piensa en adecuar las arenas de las distintas playas con el aporte de arenas, movimientos de tierras y esponjamiento o descompactado de las mismas “prestando atención a la obtención de una granulometría correcta”, sino también dotar a las playas de redes básicas de saneamiento y abastecimiento “para los diferentes servicios que requieran”; mejorar y adecuar los paseos marítimos existentes; acondicionar los accesos; dar accesibilidad a los arenales urbanos con rampas y un ascensor panorámico en El Chorrillo; habilitar aparcamientos accesibles; y colocar paneles informativos, balizamiento y marcas viales.

El ambicioso proyecto elaborado por los técnicos municipales contempla actuaciones en un total de trece espacios. Se prevé que el grueso de los trabajos se desarrollen en temporada de otoño e invierno, cuando el nivel de ocupación de las playas es mínimo. Se suspenderán en verano y se retomarán a partir de otoño.

Benzú y Calamocarro

En el arenal de la barriada más alejado del casco urbano, “mayoritariamente urbano” y dentro de la Red Natura 2000, la Consejería piensa acometer la “clasificación, reordenación y nivelación de los materiales de playa”, dotar a la zona de nueva red de abastecimiento; y realizar una “remodelación y mejora de la red de saneamiento”. En Calamocarro, un tramo natural de litoral también perteneciente a la Red Natura 2000, se piensa mejorar los accesos y acabados y efectuar un recalce del muro por bataches.

Trampolín

La playa del Trampolín, un tramo urbano de costa que en una fracción podría considerarse como “natural”, se proyecta también una “clasificación, reordenación y nivelación de los materiales de playa”, el cubrimiento de canal con losas y modificar el sistema de recogida de aguas residuales.

Además, la Consejería desea acondicionar la explanada ubicada en las inmediaciones de la antigua fábrica de guano y extender el carril peatonal que llega a Benzú hasta el extremo más cercano al puerto de Benítez.

Benítez

La Ciudad Autónoma aspira, a medio plazo, a que la playa de Benítez, la segunda más utilizada de la ciudad, cuente con bandera azul. Para avanzar hacia ese objetivo se van a mejorar sus accesos, a acondicionar el paseo marítimo existente, a ordenar la recogida del agua de las duchas o drenaje, a colocar una nueva red abastecimiento cerrada en anillo y a propiciar accesos al agua para personas con movilidad reducida.

La Consejería quiere también abordar la canalización de los arroyos que desembocan en ese arenal.

San Amaro

En este tramo urbano es necesario acometer la retirada de las estructuras del antiguo aliviadero; la “clasificación, reordenación y nivelación de los materiales de playa”; y pavimentar el Paseo Marítimo.

Santa Catalina

El arenal más cercano al cementerio, también dentro de la Red Natura 2000, precisa de una “reordenación de los materiales de la playa, extendido y nivelado”, segün el proyecto elaborado por la Ciudad Autónoma.

Desnarigado

En la cala del Desnarigado, un tramo natural de la Red Natura 2000 con “presencia importante de Patella ferruginea”, la Consejería se propone no solo “quitar la granulometría más gruesa de la arena con el fin de obtener una más uniforme” sino también realizar un aporte de arena del Tarajal “para conseguir un mayor ancho de playa” sino también “mejorar los, atender al patrimonio arquitectónico protegido (BIC) y habilitar una “plataforma de madera en voladizo”.

En paralelo, los técnicos de la Ciudad van a elaborar un proyecto para conectar la antigua cárcel de mujeres del Sarchal con la playa del Desnarigado con una pasarela de madera sobre los acantilados de la bahía sur que, se estima, tendría un coste de alrededor de un millón de euros.

La Ribera

En el arenal del centro se quiere acometer una mejora de la red de abastecimiento con cerramiento en anillo, construir un nuevo paseo marítimo pavimentado con losas de hormigón, “descompactar la arena” con aportaciones del Tarajal y poner “pasarelas de hormigón de acceso al agua para personas de movilidad reducida”. La Ciudad también quiere remodelar la escalera actual, crear una jardinera tipo isla, efectuar un tratamiento de “restauración” en cumplimiento de la normativa sobre el muro protegido y levantar un edificio “para servicios como los de Policia Local, Cruz Roja y aseos sanitarios”.

Colocar una pasarela entre los espigones que bordean la entrada al foso entre La Ribera y El Chorrillo es un objetivo añadido para facilitar completar un recorrido entre ambas zonas que sería, también, plenamente accesible.

El Chorrillo

La Consejería quiere un nuevo paseo marítimo ejecutado sobre el existente mediante losas de hormigón; suprimir el desnivel entre la plataforma de hormigón y la arena; y “limitar el aporte de arena a las zonas altas de la playa y la necesaria para las zonas con menor ancho”. También se piensa colocar pasarelas de hormigón de acceso al agua para personas de movilidad reducida, remodelar las escaleras, crear un acceso adaptado desde la explanada de Juan XXIII y continuar con el protocolo para el trasplante de palmeras.

El objetivo más llamativo es la construcción de una estructura de hormigón armado frente a las escaleras próximas al foso para la instalación de un ascensor panorámico con accesibilidad para las personas de movilidad reducida pero también se contempla la ejecución de una nueva red de abastecimiento cerrada tipo anillo, habilitar plazas de aparcamiento para personas de movilidad reducida, el revestimiento de túnel de acceso mediante prefabricados y recogida de aguas y otro edificio para Policia Local, Cruz Roja y aseos sanitarios.

Juan XXIII

En este tramo urbano de la costa de la bahía sur se prevé una “clasificación, reordenación y nivelación de los materiales de la playa” y “extraer las rocas existentes en la superficie para su posterior colocación en los taludes existente”, según establecen las previsiones de los técnicos.

La Almadraba

En la playa de Miramar se va a demoler el aliviadero existente actualmente y se va a actuar sobre un nuevo paseo marítimo “ejecutado sobre el existente mediante losas de hormigón”, según el proyecto. Construir pasarelas de hormigón de acceso al agua para personas de movilidad reducida, remodelar las escaleras, instalar duchas sobre losa de hormigón prefabricado y red de saneamiento conectada con la red general y levantar un edificio para servicios son otras obras previstas.

Tarajal

En el arenal más próximo a la frontera, una zona de aguas de baño de tramo urbano, se levantará un edificio (Policia Local, Cruz Roja y aseos sanitarios), se mejorarán los accesos un se implantará un sistema de drenaje para las aguas de las duchas. También se contempla extraer la arena de playa acumulada en el espigón “para dejarlo en su estado natural y su longitud inicial”.