Y después de Ana, frío polar

Previsión ciclogénesis Ana

Una vez se aleje la ciclogénesis Ana dejará a su paso un fuerte descenso de las temperaturas que bajarán hasta siete grados durante el martes para volver a subir tímidamente hasta los 11 de mínima y 17 de máxima en los que se estabilizarán los termómetros durante el resto de la semana.

Lo peor de Ana está por llegar, y eso que a este lado del Estrecho solo llegará parte de su onda expansiva. Las previsiones apuntan a que el paso de un frente muy activo, asociado a la profunda borrasca Ana dará lugar a vientos muy fuertes, muy mal estado de la mar y lluvias fuertes y/o persistentes que afectarán a buena parte de la Península, especialmente en la parte norte, aunque durante la mañana del lunes está golpeando fuerte también en el área del Estrecho.

Será un espejismo polar en medio de la semana. A mediodía del martes, según las previsiones de Aemet, los termómetros subirán y los cielos de despejarán con tan solo intervalos nubosos. Una estabilidad, con viento fresco de Poniente, que se mantendrá el resto de la semana.

Se espera que el viento sople con rachas muy por encima de los 90 kilómetros por hora, después de un domingo con rachas de hasta 75 km/h que han terminado obligando a interrumpir las conexiones marítimas entre Ceuta y Algeciras. En el caso de Ceuta, la alerta naranja seguirá activa hasta la medianoche de este lunes.

Las precipitaciones han dejado apenas 7,8 litros hasta las nueve de la mañana de este lunes y rachas máximas de apenas 75 km/h, según datos de la Agencia Estatal de meteorología (Aemet), cifra que se espera que aumente notablemente a medida que transcurra la jornada.