INFORME BANDERAS NEGRAS

Ecologistas en Acción carga contra Medio Ambiente por despreciar la alerta por algas invasoras

Ecologistas en Acción carga contra Medio Ambiente por despreciar la alerta por algas invasoras
La playa de Calamocarro cubierta de algas invasoras.
La playa de Calamocarro cubierta de algas invasoras.  

Ecologistas en Acción tiene claros quiénes son los culpables de la proliferación del alga invasora R. okamurae, procedente de Japón y que ha cubierto casi por completo las playas de la Bahía Norte de la Ciudad Autónoma: por un lado el calentamiento global, por otro la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de ceuta y en especial el que era su consejero, Emilio Carreira, que, denuncian, ha ignorado reiteradamente las llamadas de atención de Ecologistas en Acción permitiendo que el problema alcanzara dimensiones preocupantes.

“La indiferencia de la consejería de medioambiente del ayuntamiento de Ceuta, ha sido incalificable ante tan grave problema, no queriendo atender nuestras peticiones para entablar un diálogo en torno a las afecciones que estaba causando la especie invasiva, ni siquiera conocer los datos científicos aportados por el Museo del Mar”, lamentan desde Ecologistas en Acción en su informa anual ‘Banderas negras’ subrayando “la actitud despótica de la consejería y opuesta a la participación ciudadana es algo inconcebible que está socavando la confianza en el sistema político municipal”.

Una “indiferencia” y una actitud “despótica” del consejero que se tradujo, denuncian, en “insultos y difamación es” contra los miembros de Ecologistas en Acción que reclamaban la inmediata acción del Gobierno para poner freno a la invasión de algas en la bahía Norte. “Al reclamar en las ruedas de prensa responsabilidad a los responsables políticos municipales solo hemos obtenido en algunas ocasiones insultos y difamaciones y en otros silencios clamorosos”.

El caso de La Línea

El informe Banderas Negras de Ecologistas en Acción pone el acento en la diferente reacción del Ayuntamiento de La Línea de la Concepción: “Estos mismos problemas existen en la otra orilla del estrecho y los pescadores de La Línea de la Concepción no han dejado de quejarse de esta situación, por la interferencia de las algas con los artes de pesca y en especial con las redes. Así que el gasto público en eliminar el molesto problema ha sido considerable y no terminará aquí, sino que posiblemente dadas las características de la especie, se extenderá en el tiempo”. Un impacto sobre la pesca que ya tiene su reflejo también a este lado del Estrecho, alertan señalando que han llegado al sector pesquero ceutí que está viendo cómo se han perdido caladeros tradicionales.

A su juicio, la tardanza en tomar decisiones no hace sino empeorar la situación: “Ya sabemos que los datos recogidos durante este año 2017 son peores, pues indican que las coberturas ecológicas del alga son mayores y las autoridades municipales continúan sin asumir sus responsabilidades, y no desean implicarse en este problema ambiental”.

Solución alternativa

Desde Ecologistas en Acción creen que la técnica para retirar estas algas no es tampoco la adecuada y proponen una alternativa más sostenible y con menores molestias: “La retirada de las grandes acumulaciones de algas en las costas tampoco se está realizando de forma adecuada, pues se está alterando la estabilidad litoral al retirar sedimento natural de la playa que no se devuelve. Por otra parte, se podrían aprovechar las sales de las algas en descomposición para que cierren su ciclo y vuelvan al litoral si se enterraran bajo el sedimento y así también se evitaría la enorme proliferación de dípteros (moscas, mosquitos…), que se aprovechan de los grandes arribazones del alga invasora”.