12% DE IMPROPIOS

Ecovidrio, sin respuesta de la Ciudad para quitar los contenedores de reciclaje de vidrio de carga lateral

Ecovidrio, sin respuesta de la Ciudad para quitar los contenedores de reciclaje de vidrio de carga lateral
Ecovidrio ha colocado elementos metálicos y pegatinas informativas en los contenedores para intentar reducir los 'impropios' que reciben.
Ecovidrio ha colocado elementos metálicos y pegatinas informativas en los contenedores para intentar reducir los 'impropios' que reciben.  

En Ceuta no se recicla nada de vidrio desde 2013, cuando se recogieron las últimas 117 toneladas, y Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de gestionar esos envases en España, lo atribuye a la instalación de contenedores de carga lateral como los existentes en las calles de la ciudad. Fue en 2014, cuando se colocaron, cuando se disparó la cantidad de “impropios”, es decir, de otros desechos, que terminan en su interior.

Actualmente mientras que la media de residuos de otro tipo que aparecen en los contenedores verdes asciende en el conjunto del Estado a un 1,8%, en Ceuta se dispara hasta “un 12%”, según han comparado fuentes de la administradora del sistema integrado de gestión, lo que hace imposible la reutilización del vidrio depositado en ellos en la ciudad.

“Nunca recomendamos la colocación de contenedores de carga lateral con toca ancha como los existentes en Ceuta porque no son los óptimos”, han apuntado desde Ecovidrio, donde lamentan especialmente el desperdicio de toneladas de un material “que no es un residuo sino un recurso, ya que su reciclaje es perfecto y puede reutilizarse el 100%”.

Una vez identificado el problema la solución parece sencilla, máxime cuando la propia entidad se ha ofrecido a “cambiar el parque de contenedores y financiar su sustitución”. “Lo hemos intentado por todos los medios, pero hasta ahora no ha habido respuesta de la Administración”, han señalado en relación con la actitud de la Consejería de Medio Ambiente.

A pesar de esa pasividad, Ecovidrio ha implantado medidas paliativas como la instalación en muchos contenedores verdes de la ciudad de unas tiras metálicas exteriores y otras barras interiores para impedir el depósito de material no vidrio. También se han colocado pegatinas informativas en las que se recuerda la necesidad de evitar la introducción de tapones o tapas con las botellas o tarros.

Los iglús, descartados por Ecovidrio según la Consejería

La Consejería de Medio Ambiente, sin embargo, ha esgrimido que Ecovidrio ya se ha decantado por no cambiar de modelo de contenedores. El Plan Integrado de Gestión de Residuos aprobado en 2018 apunta que ha sido el sistema colectivo de responsabilidad ampliada del productor (SCRAP) el que ha apostado por mantener los contenedores verdes de carga lateral.

Para justificar su no a una alegación que apostaba por “la sustitución de los contenedores de vidrio de carga lateral por los de tipo iglú”, la Consejería de Fernando Ramos alegó que “dichos términos se están tratando en el marco de negociaciones del vigente convenio suscrito por la Ciudad con ese SCRAP de residuos de envases de vidrio, habiéndose acordado ya, por el propio SCRAP de Ecovidrio, mantener el sistema de carga lateral mediante contenedores con sistema de tapa ‘viciada’ que impida su fácil apertura por los usuarios”.

A otra del mismo tenor replicó que las correcciones introducidas en los contenedores servirían “para impedir la manipulación y apertura por los usuarios y, en consecuencia, reducir el grado de impropios y junto a la aplicación de otras medidas, poder dar cumplimiento a los preceptos marcados por el artículo 12 de la Ley de envases”. El Gobierno incluso anunció que estaba “prevista” la compra de “150 contenedores para vidrio de carga lateral con tapadera cerrada”.