Medio Ambiente da luz verde a obras en las playas de la Bahía Sur y Benítez y el litoral de Miramar

Isabel García Tejerina y Juan Vivas en la Puerta Noble del Ayuntamiento-1

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Isabel García Tejerina, y el presidente de la Ciudad han escenificado este martes en el salón del Trono del palacio Autonómico la firma de los convenios que dan luz verde a la transferencia de la propiedad y la gestión de la red de la planta potabilizadora (ETAP), además de los proyectos de obras de mejora en las playas de la Bahía Sur.

El encuentro ha servido además para dar el visto bueno a otros proyectos, que arrancarán en un plazo de seis meses, y que contemplan el encauzamiento de arroyos en la playa Benítez para eliminar vertidos, la recuperación del litoral de Miramar y la construcción del paso elevado, así como el prometido ascensor panorámico de la playa del Chorrillo y la adecuación de la explanada de Juan XXIII.

La ministra quiso sumarse al “compromiso” del Gobierno de Ceuta en la recuperación de su litoral para lograr “las mejores playas”, mejorando su accesibilidad, reparando los daños de los temporales y adecuándolas al uso ciudadano. Proyectos, a los que el Ministerio ha dado su visto bueno para que los ceutíes “puedan disfrutar de todo el potencial” de sus costas. García Tejerina quiso además felicitar al presidente Vivas por su enfoque “realista, concienzudo y concienciado” de las políticas medioambientales del Gobierno ceutí.

Tejerina destacó también la transferencia de la propiedad y la gestión de la ETAP, “primer paso” hacia una modernización integral, apuntó el presidente ceutí. La mninistra recordó el esfuerzo inversor de los diferentes Gobiernos centrales en el abastecimiento der agua de Ceuta, del que la planta desalinizadora “es el mayor exponente del esfuerzo del Gobierno”, reconoció el presidente de la Ciudad.

Una planta desalinizadora, recordó la ministra, cuya capacidad de producción supera en un 60 por ciento las necesidades de Ceuta y que en la última ampliaciópn ha pasado de producir 22.000 metros cúbicos al día a producir 32.000. “El agua no será nunca un factor limitante en el desarrollo de Ceuta”, alabó García Tejerina recordando los cortes de agua y los problemas de abastecimiento de hace apenas 15 años. “Qué rápido olvidamos de donde venimos”, suspiró la ministra.