250.000 EUROS DE FIANZA

El peor vertido de fuel en dos décadas

El peor vertido de fuel en dos décadas
vertido puerto fuel 4
vertido puerto fuel 4  

Técnicos de Capitanía Marítima y de la Autoridad Portuaria trabajan codo a codo en el Muelle Alfau desde esta madrugada para controlar el mayor vertido de fuel en 20 años. Así lo ha reconocido el capitán marítimo, Jesús Fernández Lera, que ha comparecido en una rueda de prensa conjunta con Juan Manuel Doncel, presidente de la Autoridad Portuaria, para ofrecer los datos ya definitivos del vertido: casi 5.000 litros de fuel que se han derramado en el muelle Alfau, durante la operación de abastecimiento de combustible de un buque ganadero el con bandera de Luxemburgo, una de las mejores banderas de la lista blanca del Memorándum de París de seguridad marítima.

El ‘Horizon Livestock’, de bandera luxemburguesa y propiedad de la empresa holandesa Livestock Express, ha quedado retenido en el puerto y Capitanía Marítima ha iniciado el procedimiento para abrir el expediente sancionador correspondiente, que incluye una fianza de 250.000 euros para garantizar el cobro de la sanción y la segunda, aún por determinar, para hacer frente a los gastos derivados de la limpieza del vertido, muy probablemente cuantiosos ha apuntado Fernández Lera..

Un vertido ya controlado y que, calculan estará limpio en dos o tres días. La operación corre prisa pues impide mantener la actividad de ‘bunkering’ o abastecimiento de combustible en el Muelle Alfau obligando derivar las operaciones al muelle de poniente o realizarlo en bahía. Así y todo, pese la cantidad de fuel vertida, podría haber sido mucho peor, han admitido tanto desde la APC como desde Capitanía. El accidente ha sucedido dentro del puerto, en la zona 1, donde el peligro es mucho menor. Aun así, la Autoridad Portuaria, encargada de la limpieza del desastre, ha instalado ya una barrera oceánica para hacer frente al levante e impedir que el vertido escape a mar abierto.

El otro punto positivo, apunta Fernández Lera, es que barco ganadero viajaba “en lastre”, esto es, vacío y no cargado de reses vivas, lo que habría sido un problema al quedar el barco retenido alrededor de una semana. Un problema para las reses y para los ceutíes por el fuerte olor que desprenden estos barcos ganaderos, conocidos técnicamente como ‘livestock carrier.’

Desde la madrugada trabajan sobre el terreno inspectores de Capitanía marítima, responsable de llevar adelante la investigación para determinar la causa del accidente. De momento, los primeros indicios apuntan a una “negligencia”, ha apuntado el capitán marítimo. “Un fallo humano”, ha precisado, en la aplicación del protocolo de seguridad. El capitán, el armador, la naviera y, sobre todo, la compañía de seguros, deberán dar muchas explicaciones y hacer frente a una sanción y unos gastos más que cuantiosos. La investigación se prolongará al menos una semana, tiempo en el que este buque ganadero quedará retenido y su tripulación –todos filipinos salvo el jefe de máquinas, que es ucraniano- con una semana de vacaciones en Ceuta por delante.