DESARROLLO SOSTENIBLE

El Plan Integral de Gestión de Residuos de Ceuta apostará por la reutilización y el reciclaje

El Plan Integral de Gestión de Residuos de Ceuta apostará por la reutilización y el reciclaje
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El documento que Ramos llevará a Pleno indica que deberá centrar sus esfuerzos “en la prevención, entendiendo que es un camino de largo recorrido, e incluyendo una apuesta expresa por la reutilización de materiales y productos como principal vía de prevención, bien sea directamente o previa una preparación adecuada".


El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Ceuta, Fernando Ramos, prevé elevar este mes al Pleno el Plan Integral de Gestión de Residuos por cuya ausencia la UE ha amenazado con sanciones a España. “Tal y como reza la legislación, la idea es incorporar el principio de jerarquía en la producción y gestión de residuos que ha de centrarse en la prevención, la preparación para la reutilización, el reciclaje u otras formas de valorización, incluida la valorización energética y aspira a transformar la Unión Europea en una ‘sociedad del reciclado’ y contribuir a la lucha contra el cambio climático, aspectos fundamentales de las políticas ambientales comunitarias”, establece el documento.

El Plan se sustentará “sobre los principios fijados por las políticas y normativas europeas y estatales, que establecen que el futuro de la Unión Europea en su conjunto se construya sobre la base del desarrollo sostenible”.

Esta orientación, aplicada a la gestión de residuos, significa que la correcta gestión de residuos “debe encuadrarse en un marco que compatibilice el desarrollo socioeconómico y la protección medioambiental”.

El documento “hace suyas” estas consideraciones y apuesta “decididamente” por un horizonte de gestión de los residuos en Ceuta “orientado hacia la sostenibilidad, que trata de prevenir su generación, de recuperar al máximo los recursos que contengan los residuos generados, y de reducir al mínimo la eliminación mediante vertedero, siempre con las máximas garantías ambientales”.

De manera resumida, la prioridad se centra en “evitar que el residuo se produzca; luego en su valorización material y en su valorización energética; y solo en caso que lo anterior no pueda conseguirse, en la eliminación del residuo en instalaciones apropiadas”.

El Plan deberá centrar sus esfuerzos “en la prevención, entendiendo que es un camino de largo recorrido, e incluyendo una apuesta expresa por la reutilización de materiales y productos como principal vía de prevención, bien sea directamente o previa una preparación adecuada, que en sí en la Ley pasa a considerarse como una operación de valorización”.

 Así, se plantea como objetivo del Plan, que Ceuta “se involucre mayoritariamente en la gestión de los residuos generados en su territorio (principalmente de los domésticos) es decir, que se desarrollen en el ámbito territorial el mayor grado posible de operaciones de gestión”.

Uno de los objetivos prioritarios es aumentar la reutilización, que “se define como ‘cualquier operación de recuperación mediante la cual productos o componentes que se hayan convertido en residuos se utilizan de nuevo con el mismo fin para el que fueron concebidos”.

Además, propone medidas que, al implantarse, “pueden tener un efecto positivo sobre las poblaciones con pocos recursos”, ya que “en Ceuta la reparación de los productos y el mercado para productos de segunda mano se ha desarrollado tradicionalmente con una dimensión social y con el objetivo de mejorar e involucrar a personas procedentes de hogares sin recursos”.